(Foto: referencia)
COMPARTE

Un disparo en la nuca que la salió por la región bucal, recibió el sargento primero de la Guardia Nacional Bolivariana, Wilfredo José Mendoza Plaza (28), asesinado la noche del miércoles frente a la panadería La Flor de Altamira, ubicada entre 6ª transversal y 6ta calle de Altamira, cerca de la clínica El Ávila, municipio Chacao.

Mendoza fue despojado de su moto blanca modelo DR y un arma de fuego de uso particular. Sin embargo conservaba su credencial de la GNB, dos chequeras, pasaporte, dinero en efectivo y otras pertenencias que permitieron corroborar que se trataba de un efectivo militar. Vestía chaleco, casco integral y otros implementos de esa fuerza.

En el sitio del suceso no se registraban disturbios ni protestas para ese momento. Se presume que Mendoza acudió al lugar a hacer alguna compra ú otra actividad privada, en compañía de un parrillero y otra pareja motorizada. Los acompañantes no son efectivos de la GNB.

Ellos están siendo interrogados para determinar cómo ocurrieron los hechos, si estaban cerca de Mendoza cuando fue ultimado, y los investigadores manejan la hipótesis del robo como móvil del crimen.

Mendoza vivía en El Valle y paralelamente a su función militar vendía productos de charcutería.

En la morgue de Bello Monte un oficial se encargaba de los trámites para retirar el cadáver y los familiares se negaron a dar declaraciones a los periodistas.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.