COMPARTE

El 4 de abril de 1968, el pastor Martín Luther King fue asesinado de un balazo en la ciudad de Memphis, en Estados Unidos. Su muerte provocó graves disturbios en más de 100 ciudades de ese país e hizo que se convirtiera en un mártir de la lucha por los derechos cívicos y la igualdad racial.

Luther King nació el 15 de enero de 1929 en Atlanta (Georgia). Hijo del Reverendo del mismo nombre, llegó al mundo en una habitación de la casa en la Avenida Auburn. Durante los primeros 12 años de su vida vivió en una casa victoriana de dos pisos. Fue ordenado ministro baptista, como su padre, a los 17.

El 28 de agosto de 1963 Martin Luther King brindó su discurso “Yo tengo un sueño” en los escalones del monumento a Lincoln en Washington.

En esa maravillosa intervención expresó: “Debemos enfrentar el hecho trágico de que el negro todavía no es libre. Cien años después, la vida del negro es todavía minada por los grilletes de la discriminación”.

Sus actividades como ferviente activista en contra de la guerra de Vietnam y su capacidad de movilizar multitudes en favor de los derechos de las minorías le valieron ser considerado como una amenaza por sectores influyentes del gobierno de esa época. Continúan las sospechas de que el asesinato de King en abril de 1968 fue el resultado de una conspiración.

Discurso “I have a dream”




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.