Sebástian Coe, presidente del WA (Foto cdeportiva.com)

El presidente de World Athletics, el inglés Sebastian Coe, frenado hasta ahora por riesgos de conflictos de intereses, debería ser elegido miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) este viernes en la 136ª sesión, después de haber dado garantías respecto a lo que se le reprochaba.

El atletismo, uno de los tres deportes ‘principales’ de los Juegos Olímpicos junto a natación y gimnasia, ocupa tradicionalmente su lugar en los mandos del movimiento olímpico.

Antes que él, el italiano Primo Nebiolo y el senegalés Lamine Diack también ocuparon asiento de miembro del COI.

Pero para Coe, de 63 años, el camino ha sido largo. Pese a sus dos títulos olímpicos en 1.500 metros y sus esfuerzos desde 2015 para devolver la credibilidad perdida a la IAAF (actual World Athletics), ha tenido que esperar.

Otros presidentes de Federaciones Internacionales han llegado antes que él, como el patrón del fútbol, Gianni Infantino.

En diciembre, el presidente del COI, Thomas Bach, explicó al anunciar una lista de candidatos en la que no figuraba Coe que su candidatura no había sido seleccionada por riesgos de “conflicto de intereses”, pero no le cerraba la puerta.

Coe dirige una empresa de asesoría, CSM, cuyas actividades en el movimiento olímpico podrían crear un serio conflicto de intereses.

CSM gestiona los asuntos de centenares de deportistas en activo o retirados, como el rugbier neozelandés Dan Carter, el atleta jamaicano Yohan Blake o el tenista francés Benoît Paire, entre otros.

“Lo que cambió es que el señor Coe se comprometió a modificar su estatus en la compañía, en la cual ocupa el puesto de director general, hacia una posición pasiva y a entregar la documentación necesaria a la Comisión de Ética de aquí al 1 de julio”, había indicado a principios de junio Bach, para explicar por qué su “amigo Seb” ya sí podía ser elegible.

La Comisión de Ética del COI confirmó este jueves que “todas las condiciones habían sido cumplidas por Lord Coe a 1 de julio de 2020, en particular su dimisión en su puesto ejecutivo en CSM para pasar a ser solo consejero”.

Coe, cuya entrada en el COI no genera unanimidad, se presenta ahora en la web de CSM como “presidente no ejecutivo” de la empresa.

Aunque se muestra muy activo en redes sociales para hacer por ejemplo promoción de un nuevo podcast lanzado por él mismo para CSM a principios de mes.

Por otra parte, la Comisión de ética del COI levantó las interrogaciones sobre un eventual conflicto de intereses sobre la renegociación de un contrato de World Athletics con la sociedad Dentsu, especializada en el márketing deportivo.

Estos controles conciernen a las personas propuestas para ser miembros del COI que “son objeto de un análisis por la Comisión de Elección de Miembros, que preside la princesa Ana de Inglaterra, que es también miembro de la organización”, según el suizo Jean-Loup Chappelet, especialista en estos temas de la instancia olímpica.

Esta comisión “propone nombres potenciales a la Comisión ejecutiva del COI que los pasa a su vez a la sesión para su ratificación”, añade Chappelet.

Tres mujeres deben ser elegidas también el viernes: la princesa saudita Reema Bandar Al Saud, la cubana María de la Caridad Colón (campeona olímpica de lanzamiento de jabalina en 1980) y la croata Kolinda Grabar-Kitarovic (presidenta de la República de Croacia de 2015 a 2020).

Otro futuro miembro, el mongol Battushig Batbold, de 33 años, es heredero de una familia que se enriqueció con privatizaciones tras el final de la era soviética. Su padre, Batbold Sukhbaatar es exprimer ministro y Battushig es vicepresidente de la organización juvenil del partido en el poder, el Partido del Pueblo Mongol, vencedor de las elecciones legislativas el pasado mes.

Esta primera sesión virtual del COI en su historia, estará dedicada ampliamente al aplazamiento de los Juegos de Tokio-2020 y también verá la elección de dos nuevos vicepresidentes en el COI para reemplazar particularmente al español Juan Antonio Samaranch Jr, que termina su mandato.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.