(Foto referencial)
COMPARTE

Gustavo González López, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), informó que los presidentes de gremios en Carabobo detenidos recientemente, están involucrados en el asalto al Fuerte Paramacay del pasado domingo 6 de agosto.

Omar Escalante, presidente de la Federación de Trabajadores de Carabobo (Fetracarabobo), detenido el martes 8 de agosto y privado de libertad en la noche de ayer por un juez militar.

Julio García, presidente del Colegio de Enfermeros de Carabobo, y a quien funcionarios del Sebin se lo llevaron en la mañana de ayer de su residencia en un allanamiento, que primero hicieron ver como la entrega de una citación.

Rosmary Di Pietro, presidenta del Colegio de Contadores de Carabobo, aprehendida ayer por la policía política en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, al regresar de Margarita con sus tres hijas.

Sin informar los motivos, los tres gremialistas habían sido detenidos y hasta hace unas horas, su única conexión eran los cargos que los agrupa en el Bloque Intergremial del estado. Además de sus posturas en contra de la Constituyente.

El viernes 4 de agosto fue la última reunión que ha sostenido el bloque y donde participaron los acusados de la “acción delictiva que pretende el derrocamiento del gobierno del presidente Nicolás Maduro”.

En el hecho participaron 6 exmilitares desertores y otros funcionarios dados de baja, que presuntamente estuvieron acompañados por voceros de oposición, los miembros de gremios y empresarios, señaló González.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.