Foto referencial cortesía.

Vecinos del sector 2 de Fundación CAP cumplieron un año esperando que la promesa de la alcaldía de Libertador de restituir el servicio de agua en esa comunidad se materialice.

Lina Fernández, concejal suplente de AD «en resistencia»,  indicó que la comunidad ha efectuado reuniones con las autoridades, asambleas de ciudadanos, protestas y la respuesta sigue siendo la indolencia.

Fernández expresó su descontento frente a lo que consideró irresponsabilidad de las autoridades municipales. Según dijo, Orelbis Reyes, director General de la Alcaldía, en una asamblea de ciudadanos frente a más de 200 vecinos, prometió el 4 de marzo que en 2 semanas se restituiría el servicio de agua, y todavía nada.

“Le pueden echar la culpa al imperio, a Trump, a Biden o a su propia incompetencia, pero el hecho es que hoy nadie tiene agua. Esto tiene muy descontento a los vecinos y de verdad no sé con qué cara vendrán a pedirle el voto cuando llegue la época de elecciones»

La edil indicó que una alternativa de solución es buscar el apoyo de organismos internacionales. Por eso se le propuso a la alcaldía recibir la visita de los funcionarios de la Organización de las Naciones Unidad para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, a efectos de apoyarse en ellos para mitigar la crisis, pero la alcaldía respondió en su momento que Libertador no necesita eso.

“Volvemos a reiterarlo porque si hay que pedir ayuda internacional el alcalde debe hacerlo. La gente no debe sufrir más a razón de su hueco orgullo»

 

Nota de Prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.