Segundo día de protestas en Colombia dejó afectaciones en comercios y desmanes en Cali
/ Foto: EFE

Nuevos disturbios y bloqueos ocurrieron este jueves en la segunda jornada de protestas contra la reforma tributaria del Gobierno, especialmente en Cali, principal ciudad del suroeste de Colombia y donde el toque de queda impuesto por la Alcaldía no evitó desmanes.

La jornada de este jueves tuvo mucho menos manifestantes que la protesta del miércoles que, según las autoridades, dejó en todo el país dos muertos, 26 detenidos y 44 policías heridos, así como cuantiosos daños materiales por acciones vandálicas.

Las autoridades de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, informaron que ayer la ciudad sufrió nuevamente los embates de los violentos que atacaron e intentaron atacar comercios por lo que se hizo necesario que el Escuadrón Antidisturbios de la Policía (Esmad) acudiera a los lugares que constituyeron blanco de los vándalos.

Igualmente, un Comando de Atención Inmediata (CAI) terminó atacado pero ningún policía resultó afectado.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, llamó al Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, a que “revise la reforma tributaria, porque no necesitamos ningún tipo de leño en este incendio en el que estamos”.

Sociedad económicamente frágil

En un comunicado de su despacho aseguró que la irritación de un año de una sociedad económicamente muy frágil, sumado a las dificultades no resueltas por décadas y a las situaciones complejas generadas por la pandemia, se reflejaron en las marchas y sus desmanes.

Las manifestaciones centran sus reclamos en que la reforma fiscal afecta a los más pobres pues suben los impuestos a productos básicos de la canasta familiar.

Segundo día de protestas en Colombia dejó afectaciones en comercios y desmanes en Cali
/ Foto: EFE

También cargan contra el progresivo aumento del impuesto a la renta a quienes ingresan 2,4 millones de pesos mensuales (unos 660 dólares), que puede afectar a la clase media que ha resultado uno de los grupos más golpeados económicamente por la pandemia.

El Gobierno alega que necesita cerrar el hueco que ha creado la pandemia en las arcas del Estado y con la reforma tributaria espera recaudar 25 billones de pesos (unos 6 mil 850 millones de dólares).

Millonarias pérdidas

Según el alcalde Ospina, en la jornada del miércoles hubo daños que dejaron pérdidas de más de 80 mil millones de pesos (unos 21 millones de dólares), 50 establecimientos comerciales atacados y entidades bancarias vandalizadas.

También hubo 55 personas heridas, 40 de ellas con lesiones leves, 15 severas y cinco todavía permanecen en hospitales, detalló el mandatario local al hacer un balance de la jornada del miércoles.

Hoy las marchas bloquearon por horas la vía que hacia el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, que sirve a Cali, lo que afectó a los viajeros que llegaban y salían de la ciudad.

“La situación desnuda que el pie de fuerza en la ciudad parece insuficiente para las tensiones que se están viviendo en el suroccidente”, puntualizó Ospina.

Al respecto, el ministro del Interior, Daniel Palacios, dijo a periodistas que lo de este jueves no constituyeron marchas “sino manifestaciones de vandalismo organizado que pretende afectar ciudadanía”.

Algunos choques en Bogotá

Por otro lado, en Bogotá el número de manifestantes bajó significativamente en comparación con los registrados el miércoles, aunque hubo bloqueos de vías, cortes en el servicio de transporte y choques aislados con el Esmad.

Una de las zonas más afectadas fue Suba, una de las localidades más grandes de Bogotá, porque las manifestaciones bloquearon las vías de acceso al portal de donde entran y salen los autobuses de Transmilenio.

Decenas de personas caminaron para llegar a sus hogares y otros acudieron a la bicicleta.

En una de esas el Esmad se enfrentó con un grupo de manifestantes en cercanías del Portal de la Calle 80, en donde fueron lanzados gases lacrimógenos.

Al menos dos artefactos cayeron en un conjunto residencial cuyos habitantes tuvieron dificultad para respirar por los gases.

“La Policía trataba de dispersar a la gente que estaba en las protestas y en eso cayeron esas cápsulas y algunas personas no podían respirar. Una de esas rompió vidrios que le cayeron a un niño en un brazo”, relató a EFE una vecina de la zona.

Por otro lado, en Facatativá, municipio cercano a Bogotá, la gente bloqueó las vías alegando que no podían viajar a sus sitios de trabajo, falta de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para atender a los enfermos de COVID-19 y contra la reforma fiscal del Gobierno.

Tras varias horas la Policía recuperó las vías y dio paso para desatar la congestión de carros que no podían circular por el bloqueo.

En ciudades como Medellín, Bucaramanga e Ibagué, también hubo pequeñas manifestaciones en contra de la reforma fiscal pero no hubo incidentes mayores. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.