Seis jóvenes alemanes murieron y otros 11 resultaron heridos, atropellados por un automovilista ebrio, cuando salían de una discoteca en una localidad de montaña en el norte de Italia, cerca de la frontera con Austria.

El accidente se produjo hacia la una de la madrugada de este domingo (hora local) a la salida de la pequeña localidad de Lutago, en el Alto Adigio, conocido por las pistas de esquí y por la belleza de sus paisajes en verano, según AFP.

Tras haber pasado la velada en una discoteca, el grupo de turistas, entre 20 y 25 años, acababa de bajar de un autobús que había devuelto al hotel, cuando un coche llegó a gran velocidad. Algunos fueron proyectados a decenas de metros.

Seis jóvenes murieron en el acto y otros una vez -nuevo alemanes y dos al parecer originarios de la región del Alto Adigio- fueron heridos, dijo un responsable de los bomberos de Lutago.

Dos personas, en estado de máxima gravedad, fueron trasladadas al hospital de Innsbruck (Austria), un medio centenar de kilómetros. Las otras nueve fueron internadas en hospitales italianos en las localidades de Brunico, Bolzano y Bressanone.

Los carabineros de Bolzano, capital de Alto Adigio, identificaron al automovilista como un hombre de 27 años residente en la zona y señalaron que fue inculpado de “homicidios y heridas graves en carretera”, según un comunicado.

El jefe al mando de los carabineros precisó que el hombre tenía una tasa de alcoholemia entre 1,9 y 2 g por litro de sangre, cuatro veces superior al límite autorizado (0,5 g / l).

“Escenario dantesco”

“El año nuevo se inicia con una tragedia, estamos con las víctimas y sus familias”, dijo a la prensa el gobernador del Alto Adigio, Arno Kompatscher, una región germanohablante que cuenta con una amplia autonomía y conocida por los austriacos como Tirol del sur.

Un total de 160 socorristas fueron movilizados en el lugar del accidente, según un comunicado de los bomberos de Lutago.

Helmut Abfalterer, uno de los primeros bomberos en llegar a la zona, pensaba al principio intervenir “en un accidente de tráfico con víctimas que quedaron atrapadas”, pero luego encontró un “campo de batalla auténtico”, comentó a la prensa. “Además los rescatistas más expertos quedarán conmocionados”, también.

“Es un escenario dantesco. Gente en el suelo, gritos y dolor, una tragedia, no hay palabras”, descrita por su parte la recepcionista de un hotel de la zona.

El conductor del autobús de los turistas alemanes contó que tras ver cómo se acercaba un auto a gran velocidad, le hizo señales con las luces, pero fue en vano. “Vi en mi retrovisor como estos pobres jóvenes volaban por los aires”, comentó además.

En Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores indicó que el consulado alemán en Milán (noroeste de Italia) estaba “en contacto estrecho con las autoridades italianas para proceder a la identificación de las víctimas y brindar asistencia a los afectados”.

Lutago está ubicado a 970 metros de altura en el valle de Aurina, uno de los más conservados del Alto Adigio, ubicado en la frontera con Austria.

La ubicación cuenta con 800 habitantes pero en invierno es muy frecuentada por los amantes del esquí por las pistas cercanas de Klausberg y Speikboden y en verano por los adeptos al alpinismo y el senderismo. Hace una semana, tres personas de nacionalidad alemana, una mujer y dos niñas, una de ellas de siete años, perdieron la vida en una avalancha en la misma región.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.