Seis civiles murieron anoche en un ataque perpetrado por supuestos rebeldes ugandeses del Frente Democrático Aliado (ADF) en la región de Kivu Norte, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), informaron este sábado a Efe asociaciones civiles locales.

El incidente se produjo en la zona de la localidad de Maimona, según detalló Gilbert Kambale, presidente de la Sociedad Civil de Beni.

Los rebeldes portaban armas blancas y se hicieron con el ganado y otros bienes que portaban las víctimas

“La población de aquí vive de los campos y del ganado”, señaló Kambale en conversación telefónica con Efe, en la que reclamó que el Gobierno ponga en marcha “estrategias concretas” para luchar contra la violencia.

En la zona, cuya población sufre de manera constante la violencia de los insurgentes ugandeses, ya se han desplegado equipos de las fuerzas de seguridad para tratar de encontrar a los atacantes.

Pero, los locales reclaman soluciones para el problema y mayor efectividad a los cuerpos locales, que además cuentan con el apoyo de los cascos azules de la misión de las Naciones Unidas en el país (MONUSCO).

Esta misma semana, también en Kivu Norte, miembros del ADF habían matado ya a 14 agricultores.

El noreste de la RDC lleva años sumido en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos rebeldes, a pesar de la presencia del Ejército congoleño y de las fuerzas de la MONUSCO.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que actualmente hay 5 millones de congoleños desplazados, 675 mil en las naciones vecinas, y 4,3 millones en el interior del país.

Más de medio millar de personas fueron asesinadas solo en Kivu entre junio y noviembre de 2017, y otras mil fueron secuestradas, según datos de Human Rights Watch (HRW).

La región, situada en una zona montañosa de complicado acceso, permite a los rebeldes ocultarse con facilidad y escapar a las operaciones militares sobre el terreno.

El ADF empezó su campaña de violencia en 1996 en el distrito de Kasese, en el oeste de Uganda, tras lo cual se expandió a varias zonas cercanas a la frontera con la RDC.

Esta es una de las organizaciones armadas que siguen actuando en la RDC tras el desarme en noviembre de 2014 del grupo rebelde M23, que llegó a controlar buena parte de la región.

A todo ello se ha sumado recientemente el impacto de un brote de ébola en la zona, que ya ha causado 11 muertos confirmados en laboratorio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.