El príncipe Enrique / Foto: EFE

Las palabras del príncipe Enrique en su libro “Spare” ya están dando la vuelta al mundo.

Las memorias del duque de Sussex —que en español se venderán bajo el título “En la sombra”— se lanzan oficialmente el 10 de enero, pero algunos medios han obtenido copias por adelantado y las noticias no se han hecho esperar.

Desde las peleas con su hermano William, a quien califica como “archienemigo”, a su visión sobre la reina consorte Camila y su consumo de drogas cuando era adolescente, repasamos a continuación algunas de las revelaciones más impactantes hasta el momento.

Le suplicó a su padre que no se casara con Camila

El príncipe Enrique afirma en el libro que “suplicó” a su padre, ahora rey Carlos III, que no se casara con Camilla, ahora reina consorte, y que temía que fuera una “‘madrastra malvada”, según los medios Mail Online y The Sun, que afirman haber obtenido una copia en español de las memorias.

En el libro, Enrique afirma que él y su hermano, el príncipe William, dijeron que acogerían a Camilla en la familia, pero pidieron a su padre que no se casara con ella, calificándola como “la otra mujer”, según ambos medios.

Según el portal web Mail Online, Enrique escribió: “Recuerdo que me preguntaba (…) si sería cruel conmigo, si sería como todas las madrastras malvadas de los cuentos”. También comparó el momento en que la conoció con el momento en el que uno recibe una inyección. “Cierra los ojos y ni siquiera lo sentirás”, escribió, según el Mail Online y The Sun.

Las sospechas de William sobre Camila

Según los dos tabloides, el libro también dice que el rey Carlos intentó “ganarse a los niños” antes de pedir al público británico que aceptara su matrimonio con Camila y que ella mantuvo una audiencia privada con el príncipe Enrique en la que parecía “aburrida”.

El duque de Sussex también escribió que era demasiado joven para sospechar del romance de su padre, pero señaló que William “albergó sospechas” durante mucho tiempo, según el informe de The Sun. “Lo confundían y lo atormentaban (…). Cuando lo confirmaron, sintió un remordimiento terrible por no haber dicho o hecho nada antes”, escribió el príncipe, según The Sun. El Mail Online, por su parte, citó un pasaje que dice: “Willy sospechaba de la Otra Mujer desde hacía mucho tiempo”.

Enrique añadió en el libro que de niño sintió “la falta de estabilidad, la ausencia de amor y afecto” en el hogar.

Consumió cocaína durante la adolescencia

El príncipe Enrique admite en el libro que consumió cocaína a los 17 años, según Sky News, medio que también afirma haber obtenido una copia filtrada de las memorias.

El duque de Sussex escribió: “Por supuesto que había estado consumiendo cocaína en ese momento. En casa de alguien, durante un fin de semana de caza, me ofrecieron una raya, y desde entonces había consumido un poco más”, informó Sky News.

“No era muy divertido, y no me hacía sentir especialmente feliz como parecía ocurrirles a los demás, pero me hacía sentir diferente, y ese era mi principal objetivo. Sentir. Ser diferente”, escribió, según el medio. “Era un chico de 17 años dispuesto a probar casi cualquier cosa que alterara el orden preestablecido (…). Al menos, de eso intentaba convencerme”.

El príncipe ha admitido anteriormente haber consumido drogas en su juventud. En 2002, cuando tenía 16 años, enfrentó acusaciones de consumo de alcohol y cannabis siendo menor, según informó anteriormente CNN. Ese año, su padre lo envió al centro de rehabilitación Phoenix House UK durante un día.

Enrique dice que su hermano es su “archienemigo”

Enrique llama en el libro a William su “archienemigo”, según un extracto del libro citado en una entrevista con el príncipe en Good Morning America de ABC.

En un fragmento de la entrevista, el copresentador Michael Strahan está leyendo una cita de “Spare” y le dice: “Hay una cita en este libro donde te refieres a tu hermano como tu ‘hermano amado y archienemigo’. Palabras fuertes. ¿Qué quisiste decir con eso?”.

“Siempre ha habido esta competencia entre nosotros, extrañamente. Creo que realmente juega o siempre juega con la mecánica del “heredero y el repuesto”, responde el príncipe.

Denuncia de agresión física de William

Enrique también acusa en el libro a William de agredirlo físicamente durante una discusión sobre su esposa, Meghan Markle, en 2019, según The Guardian.

La supuesta riña se produjo tras una conversación entre los dos hermanos, durante la cual William, el heredero al trono británico, llamó a Markle “difícil”, “grosera” y “abrasiva”, según The Guardian.

El artículo informa sobre la versión de Enrique de los hechos, según la cual William llegó a la casa de Enrique y Meghan en ese momento, Nottingham Cottage en los terrenos del Palacio de Kensington, para supuestamente discutir “’toda la catástrofe continua’ de su relación y las luchas con la prensa”.

El duque de Sussex afirma que William lo atacó después de que le ofreció agua e intentó calmar un intercambio verbal acalorado.

El artículo cita a Enrique diciendo: “Dejó el agua, me llamó por otro nombre y luego vino hacia mí. Todo sucedió tan rápido. Muy rápido. Me agarró por el cuello, rompió mi collar y me tiró al suelo. Aterricé en el plato del perro, que se partió debajo de mi espalda, los pedazos me cortaron. Me quedé allí por un momento, aturdido, luego me puse de pie y le dije que saliera”.

William lo instó a devolver el golpe, según el artículo, pero él se negó a hacerlo. Entonces se fue pero luego regresó “luciendo arrepentido” y se disculpó, según el artículo de The Guardian.

Enrique dice que mató a 25 personas mientras servía en Afganistán

Enrique afirmó que mató a 25 personas mientras servía en Afganistán y que en el fragor del combate veía a los objetivos como “piezas de ajedrez” en lugar de personas, según el reporte de The Telegraph que obtuvo una copia del libro.
El príncipe sirvió en dos ocasiones en Afganistán, una entre 2007 y 2008 y otra entre 2012 y 2013.

Durante su servicio con el ejército británico en Afganistán, Enrique dijo que solía volver a ver las imágenes de cada muerte después de regresar a la base, desde la cámara montada en su helicóptero Apache, informó The Telegraph.

El príncipe describió cómo en el “estruendo y la confusión del combate” veía a los que mataba como los “malos eliminados antes de que pudieran matar a los buenos”, según el Telegraph.

“Me propuse, desde el primer día, no irme nunca a la cama con la duda de si había hecho lo correcto… si había disparado a talibanes y solo a talibanes, sin civiles en las inmediaciones. Quería volver al Reino Unido con todos mis miembros, pero más que eso quería volver a casa con la conciencia intacta”, escribió Enrique en sus memorias, según el Telegraph.

Los avances de la tecnología “en la era de los Apaches y los ordenadores portátiles”, permitieron a Enrique decir “con exactitud cuántos combatientes enemigos había matado”, añadiendo que le “parecía esencial no tener miedo de ese número”.

“Así que mi número es 25. No es un número que me llene de satisfacción, pero tampoco me avergüenza”, dijo, según el Telegraph.

Fuente: CNN Español




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.