Moon Jae-in y su esposa, Kim Jeong-suk.. . Foto Archivo

Las dos Coreas retomaron hoy las comunicaciones militares tras su fructífera reunión del martes, encuentro cuyos acuerdos defendió hoy el presidente surcoreano, Moon Jae in, como primer paso para negociar la desnuclearización de Pyongyang.

En su discurso de Año Nuevo, Moon subrayó hoy que eliminar las armas nucleares de la península sigue siendo una meta básica e irrenunciable de su Gobierno pese a que la reunión de la víspera se cerrara sin ningún avance en ese terreno.

“Las desnuclearización de la península coreana es el camino y la meta para la paz. La desnuclearización declarada conjuntamente por las dos Coreas. Esa es una postura básica a la que nunca podemos renunciar”, dijo.

Las palabras de Moon llegan un día después de que ambas Coreas celebraran su primera reunión en dos años, encuentro que terminó con un acuerdo para retomar conversaciones militares y con la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en febrero en el condado surcoreano de PyeongChang.

La necesidad de desnuclearizar Corea del Norte para garantizar la paz y la seguridad regional fue mencionada por la delegación surcoreana durante el encuentro, pero esto enojó a la representación norcoreana, que aseguró que su programa atómico solo tiene como objetivo a Estados Unidos y que para el país es irrenunciable.

Ante la opinión de algunos expertos, que critican que a Pyongyang se le hagan concesiones sin dar nada a cambio y solo por el simple hecho de sentarse a dialogar, Moon defendió la postura de Seúl y dijo que el acercamiento no va en contra de la estrategia de presión internacional para que Pyongyangabandone su programa atómico.

En ese sentido, indicó que el diálogo y la desnuclearización van en la misma dirección, ya que “una vez que las relaciones Sur-Norte mejoren, eso puede ayudar a resolver el problema nuclear norcoreano”.

Moon defendió que la meta de la política de presión y sanciones es, en primera instancia, lograr que Corea del Norte se siente a dialogar y atribuyó a la política de perfil duro del Gobierno de Donald Trump el haber logrado en parte que Pyongyang aceptara reunirse con representantes de Seúl.

Las históricas conversaciones del martes, “pueden haber sido el resultado de la política de sanciones y presión que ha liderado Estados Unidos”, dijo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.