Foto: (Referencial)
COMPARTE

El homicidio no escapa al horror que se han convertido algunas casas hogares para ancianos. Pedro Gilberto Duno (69), murió en uno de esos recintos nombrada “Casa Hogar Santo Domingo”. Un compañero de la vivienda para ancianos quien sufre de esquizofrenia, le propinó una fuerte golpiza hasta que falleció el sexagenario.

El referido enfermo de 45 años, se presume fue el responsable de la muerte del constructor jubilado con quien residía hace varios meses en esa casa para ancianos, ubicada en la avenida Neverí, de Colinas de Bello Monte, municipio Baruta.

Foto: ( Felícita Blanco)

Compadre recibió la noticia

Los hechos los narró el compadre del occiso nombrado Gualberto Roa. Relató que el jueves a las 6:29 de la mañana lo llamaron para informarle el deceso de Duno, la cual presuntamente ocurrió a las 5 de la madrugada.

Cuenta el amigo del sexagenario que su compadre fue trasladado desde la residencia para viejitos, hasta el hospital del Llanito, donde falleció.

“Tenía el rostro desfigurado por los golpes, hematomas y heridas abiertas en la cabeza”.

Para los familiares de Pedro, por el aspecto de las lesiones, presumen que tardaron mucho en prestarle auxilio y que por no recibir asistencia médica oportuna, falleció.

Pedro Duno, el único hijo del anciano víctima del suceso, narró que su padre tenía apenas siete meses en el lugar, había perdido la visión, se encontraba postrado, luego de ser operado de tumores cerebrales y ya no podía valerse por sí mismo.

Muy por el contrario el agresor se trata de un hombre de 50 años, que mide 1,90 de estatura, y cuenta con una contextura fuerte, además no presenta ninguna limitación física.

La mayoría de los internos de la casa hogar son personas de avanzada edad, algunos con discapacidades, que deben ser asistidos para realizar sus necesidades básicas.

Simplemente un homicidio más

Para Frank Jugo, uno de los directivos,  solo se trata de un simple homicidio , Advirtió que no debía hacerse un problema de esto sino más bien “simplificarlo”, porque se trató de “un accidente sobrevenido, algo que en cualquier momento puede suceder”.

El directivo agregó que supuestamente es la primera vez que allí ocurre un hecho de esa naturaleza, dijo que albergan personas con diferentes patologías, como ACV, trastornos mentales, demencia senil, alzheimer, entre otras dolencias y que todos los enfermos están debidamente tratados.

Cuando llegaron los periodistas a la casa hogar, el panorama era que gran parte de los pacientes se encontraban en el jardín tomando el sol, sentados en sillas de ruedas, en asientos fijos ó de pie. Entretanto el presunto homicida se encontraba inclinado, en cuclillas, abstraído de su entorno, a veces con la vista fija, por un momento sacó un yesquero,  encendió un cigarrillo que inhaló ávidamente.

En este escenario del crímen Jugo continuó explicando que los pacientes duermen solos en sus habitaciones y los enfermeros permanecen en los pasillos ó en los baños, por lo que no han debido escuchar nada.

En la casa hogar hay 40 pacientes, entre 15 y 18 empleados para atenderlos y se turnan de noche en grupos de 4 y 5.

Indefenso

Pedro Duno dijo que desde que la enfermedad se apoderó del cuerpo de su padre, apenas se le escuchaba la voz.

Mientras que el presunto homicida mostraba sus enormes manos hinchadas, rotos los nudillos de los dedos y en la mano izquierda se le veía la sutura de gasa y adhesivo que le colocaron sobre una lesión ensangrentada.

Jugo dijo que al agresor supuestamente lo tenían aislado a la espera que sus familiares fueran a buscarlo. Versión contradictoria a lo que se observó en el lugar.

Un informante de las adyacencias, dijo en forma extraoficial que en la casa hogar que está al lado se escucharon los gritos en horas de la madrugada.

Se extrañó que el enfermero de guardia no escuchara cuando agredían a Duno, si duerme en la habitación contigua.

Con frecuencia hay quejas por maltratos contra los viejitos y hace unos meses despidieron a un enfermero por esa causa. El victimario de Duno, es el único paciente con trastorno mental severo que está en la casa hogar y dicen que pertenece a una familia de buena posición económica.

El Cicpc y la Fiscalía investigan el suceso. Los familiares de Duno piden que les expliquen porqué un esquizofrénico, físicamente sano que no llega a los 50 años, estaba en ese establecimiento para adultos mayores.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.