Foto: AFP

El estadounidense Shaun White, gran estrella mediática y gran favorito de la prueba, conquistó la medalla de oro en Snowboard halfpipe este miércoles en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, logrando su tercer título olímpico después de los logrados en 2006 y 2010.

A sus 31 años, este fuera de serie de cabello color naranja se erigió en leyenda absoluta de la disciplina, en la que podría ser su última cita olímpica de Invierno.

Con una puntuación de 97,75, conseguidos en su tercera y última manga, White conquistó así la medalla número 100 de Estados Unidos en los Juegos de Invierno. El japonés Ayumu Hirano fue plata, y el australiano Scotty James bronce.

Laureado en Turín en 2006 y en Vancouver en 2010, supo sobreponerse a la decepción de Sochi, donde sólo pudo ser cuarto.

White también tuvo que hacer frente a los daños sufridos por una caída hace cinco meses cuando entrenaba en Nueva Zelanda, y tras la que necesitó 62 puntos de sutura y varias operaciones de reconstrucción facial.

“De hecho hice el mismo truco que cuando me lesioné en Nueva Zelanda. Así que ha habido que superar muchos obstáculos”, declaró después de su triunfo.

“Sabía que había realizado un gran run y estaba muy orgulloso. Sabía que podía irme con la cabeza alta y después me dieron el resultado y eso me abrumó”, contó White.

Salto a Tokyo 2020

En Pyeongchang encontró a un gran competidor en el japonés Hirano, de 19 años, que ya había sido medallista de plata en Sochi. El joven nipón firmó una magnífica segunda manga que le dio 95,25 puntos para superar provisionalmente a White.

Pero el estadounidense no se puso nervioso y realizó una tercera manga casi perfecta, aunque ya había brillado en la primera (94.25 puntos).

Esta es la medalla de oro número 100 ganada por Estados Unidos en los Juegos de Invierno, y la cuarta en Pyeongchang en Snowboard, después de las logradas por Chloe Kim en Halfpipe, y por Redmond Gerard y Jamie Anderson en Slopestyle.

Primer snowboarder con tres oros olímpicos, White es uno de los mejores embajadores de un deporte con el que el COI pretende ganar adeptos para los Juegos de Invierno entre la juventud.

El volumen de las repletas tribunas aumentaba ostensiblemente cada vez que White hacía acto de aparición.

Ahora podrían ser los Juegos de Verano los que se beneficiasen de su presencia, ya que White cuenta con participar en skateboarding en Tokio-2020. De hacerlo, seguro que no aspirará a otra cosa que al oro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.