Foto: Referencial.

El Giro de Italia de 2019 presentó este miércoles en Milán su recorrido de la 102ª edición, con siete llegadas en alto, tres contrarreloj y el vigente campeón, Chris Froome, admitiendo que no está seguro de si participará en la carrera, que arranca el 11 de mayo en Bolonia y finaliza el 2 de junio en Verona.

“No estoy seguro al 100% de estar en el Giro de Italia de 2019. Tomaré mi decisión en diciembre”, afirmó Froome, que con su éxito en el Giro de 2018 completó un pleno consecutivo de las grandes rondas ciclistas, tras haber sido ya campeón en 2017 en el Tour de Francia y la Vuelta a España.

Froome puntualizó que en el caso de que él no participe, un compañero suyo del Sky “estará ahí para intentar ganar”.

“La maglia rosa representa un gran honor para mí, me faltaba en mi colección. Es un maillot importante en la historia del ciclismo y soñaba con vestirlo desde que era niño”, apuntó el británico.

La pasada semana, con motivo de la presentación del Tour de Francia de 2019 en París, el campeón de la ‘Grande Boucle’, el también británico y también corredor del Sky Geraint Thomas afirmó igualmente que todavía no había decidido si defendería su título.

La decisión del Sky sobre sus apuestas para los próximos Giro y Tour sigue por lo tanto en el aire.

El recorrido presentado este miércoles para el Giro de 2019 contempla una segunda y tercera semana marcadas la exigencia de la montaña, entre ellos la subida del Passo Gavia (2.618 metros de altitud).

– “Brutal” –

La 13ª etapa, que empezará en Pinerolo, terminará con la escalada del Col del Nivolet, para terminar en Lago Serru, en Ceresola Reale (188 km). Un día después, la 14ª etapa es más corta (131 km) pero muy difícil, con cuatro subidas, entre ellas el famoso Colle San Carlo, con una escalada de 10,5 km con un desnivel medio del 9,8%.

La 15ª etapa, el domingo 26 de mayo, retoma el trazado final del Tour de Lombardía, con los puertos de Ghisallo Colma Di Sormano y Civiglio. Después de 237 km desde Ivrea, la llegada estará en Como.

Para los velocistas que hayan sobrevivido al ‘infierno’ de la montaña, quedarán apenas dos últimas etapas de alta montaña antes de la contrarreloj final en Verona, ciudad de fama mundial gracias en gran medida a William Shakespeare y su “Romeo y Julieta”.

La 17ª etapa, de 180 km entre Commezzadura y Anterselva/Antholz se presenta durísima para el pelotón, con la subida del Passo del Mortirolo, a apenas 27 km de la meta, fijada en Anterselva, a la sombra de los Dolomitas. Por último, la 20ª y penúltima etapa conducirá en 193 km de Feltre a Croce D’Aune-Monte Avena (1.015 metros de altitud).

En total habrá 58,5 kilómetros de contrarreloj individual, repartidos en tres etapas. La más larga de ellas será la novena etapa, entre Riccione y San Marino (34,7 kilómetros).

Chris Froome estimó que el trazado del Giro de 2019 brindará “una carrera equilibrada, entre las contrarreloj y las enormes etapas de montaña”.

“Tiene una segunda parte brutal. Hay también dos contrarreloj más bien difíciles en la primera semana, que me gustan”, concluyó el ciclista británico de 33 años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.