COMPARTE

Gracias a sus propiedades, los aceites esenciales como el de lavanda o el de caléndula, e incluso el de oliva, pueden ayudarnos a aliviar las molestias y a disminuir la inflamación de las ampollas

Las ampollas de los pies son una lesión dolorosa y molesta que suele producirse por el contacto y la fricción con algunos tipos de calzado.

Se trata de unas pequeñas bolsas de líquido que se forman en las capas superiores de la piel, casi siempre en los talones, aunque también pueden aparecer en la planta del pie y los dedos.

Por lo general el fluido es de color transparente, como agua, pero algunas veces puede ser rojo si contiene sangre, o verde amarillento si se infecta y se llena de pus.

Si bien no están catalogadas como un problema de salud grave, sí son bastante molestas y suelen ocasionar dolor y comezón.

Por fortuna, hay varios remedios de origen natural cuya aplicación acelera su recuperación, protegiendo la piel y evitando las infecciones.

Presentamos siete buenas opciones para que no dude en aplicarlas cuando te aqueje este problema.

  1. Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es un producto antiinflamatorio y calmante que contribuye a acelerar la recuperación de la piel para aliviar rápidamente las ampollas.

Sus compuestos desinflaman la zona afectada y brindan una barrera protectora contra las bacterias que pueden ocasionar infecciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma un par de gotas de aceite esencial de lavanda y frótalo sobre la ampolla, dos veces al día.
  • De forma opcional, agrega el aceite esencial en agua tibia y hazte un baño de pies durante 20 minutos.
  • Repite su aplicación hasta aliviar esta condición.
  1. Aceite de oliva

Los compuestos hidratantes y regeneradores del aceite de oliva hacen que sea un buen aliado en el alivio de estas pequeñas bolsas.

Su aplicación disminuye la inflamación y el dolor y, de paso, facilita la eliminación del líquido y la piel muerta.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre la zona afectada y déjalo absorber, sin enjuagar.
  • Repite su aplicación dos veces al día, todos los días.
  • Aplícalo sobre los talones cuando quieras calzar los zapatos que te causan ampollas.
  1. Vinagre de sidra de manzana

Los compuestos antibacterianos y antiinflamatorios del vinagre de sidra de manzana son útiles para aliviar la piel afectada por las ampollas.

Su contenido de ácido acético alivia la inflamación y, de paso, calma el dolor y el ardor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sumerge un trozo de algodón en vinagre de manzana orgánico y aplícalo sobre las ampollas.
  • Fíjalo con un vendaje y deja que actúe toda la noche.
  • Repite su uso todos los días.
  1. Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla es una bebida calmante que ayuda a aliviar el dolor y el ardor, tanto a nivel interno como externo.

Su consumo disminuye los síntomas físicos de las ampollas y, aplicado de forma externa, acelera la recuperación de la piel.

Ingredientes:

1 cucharada de manzanilla (10 g)

1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo utilizarlo?

*Agrega una cucharada de flores de manzanilla en agua hirviendo y déjalo reposar de 15 a 20 minutos

*Cuando este fría, sumerge una gasa en el líquido y aplícala sobre las ampollas durante 30 minutos

*Repite su uso tres veces al día, hasta aliviar este problema

5.- Aceite de caléndula

El aceite de caléndula es un producto muy beneficioso para la piel, dado que alivia sus alteraciones y evita el desarrollo de marcas o cicatrices visibles.

Cuenta con propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antibacterianas que resultan muy útiles en el tratamiento de las ampollas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con aceite de caléndula y aplícalo sobre las ampollas, dos o tres veces al día.
  • Repite el tratamiento hasta aliviar la piel.
  1. Zanahoria

La pulpa de zanahoria es una gran solución contra este molesto problema, ya que alivia el dolor y acelera la recuperación del tejido cutáneo afectado.

Su aplicación disminuye el tamaño de la ampolla y, de paso, brinda nutrientes para acelerar el proceso de cicatrización.

¿Cómo utilizarlo?

  • Ablanda un trozo de zanahoria en agua caliente y, a continuación, elabora un puré espeso.
  • Aplícalo sobre las ampollas y deja que actúe de 20 a 30 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso todos los días.
  1. Yogur natural

El yogur natural es un producto que regula el pH de la piel para evitar el desarrollo de infecciones ante problemas como las ampollas.

Su aplicación directa desinflama la zona afectada y, a su vez, brinda un efecto calmante contra el dolor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota un poco de yogur natural sobre la piel afectada y déjalo absorber, sin enjuagar.
  • Úsalo dos o tres veces al día.

Como puedes ver, son muchas las opciones para recuperarte en poco tiempo de este problema común en tus pies.

Elige el remedio que más te llame la atención y úsalo siguiendo las recomendaciones dadas para conseguir buenos resultados.(Fuente: mejorconsalud.com)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.