Siguen los combates en Nagorno Karabaj pese a la tregua
/ Foto: Cortesía

Las fuerzas separatistas armenias de Nagorno Karabaj y el ejército azerbaiyano seguían combatiendo este lunes pese a un acuerdo de tregua humanitaria, negociado con mediación de Rusia, que debía estar en vigor desde el sábado.

El ministro armenio de Exteriores estaba en Moscú el lunes para una reunión con el Grupo de Minsk de la OSCE, copresidido por Rusia, Francia y Estados Unidos, mediador histórico del conflicto. El ministro de Exteriores de Azerbaiyán participó en una reunión similar la semana pasada en Ginebra.

A pesar del fracaso de casi tres décadas de mediación, los diplomáticos quieren convencer a armenios y azerbaiyanos de que vuelvan a las negociaciones y pongan fin a los combates en curso, los más mortíferos en el conflicto de Nagorno Karabaj desde 1994.

Lunes con fuego de artillería

Desde la capital separatista, Stepanakert, un periodista de AFP pudo oír por la mañana fuego de artillería procedente del suroeste de la autoproclamada república. Pero a diferencia de las noches anteriores, la ciudad se salvó de los bombardeos.

Otros reporteros de AFP pudieron oír el ruido de los disparos de artillería desde el distrito de Terter, en el noreste de Karabaj.

La tregua humanitaria, que se negoció en Moscú y que debía permitir el intercambio de prisioneros y fallecidos, debería haber entrado en vigor el sábado a mediodía, pero nunca se respetó.

Después de la Unión Europea y el papa el domingo, Irán, limítrofe con las países en guerra, “lamentó las violaciones del alto el fuego” y el lunes pidió “a ambas partes que muestren moderación”.

Situación confusa en el terreno

Como es habitual desde la reanudación de los combates el 27 de septiembre, los beligerantes se culparon mutuamente de las hostilidades y reivindicaron éxitos en el campo de batalla que no pudieron ser verificados independientemente.

La situación en el terreno sigue siendo confusa.

El ministerio de Defensa de Azerbaiyán dijo el lunes en Twitter que las fuerzas separatistas estaban bombardeando los distritos de Goranboy, Terter y Agdam y que estaban “agotadas” y se retiraban en la región de Hadrut.

El centro de información del gobierno de Armenia aseguró por su parte que el ejército azerbaiyano se había visto obligado a retroceder y que había sufrido “numerosas bajas en términos de vidas humanas y equipo militar”.

Nagorno Karabaj, un territorio de población predominantemente armenia, hizo secesión de Azerbaiyán, desencadenando una guerra que se cobró 30 mil vidas en la década de 1990. Bakú acusa desde entonces a Armenia de ocupar su territorio y los enfrentamientos armados son recurrentes.

Sin embargo, los combates que empezaron el 27 de septiembre entre las tropas separatistas -apoyadas por Armenia- y Azerbaiyán son los más graves desde el alto el fuego de 1994.

La comunidad internacional ha expresado reiteradamente su preocupación por la reanudación de los combates y pide en vano una tregua.

Van 500 muertos, 60 de ellos civiles

Hasta ahora se registraron casi 500 muertos, incluidos unos 60 civiles, un número que en realidad podría ser mucho mayor ya que Azerbaiyán no reveló el número de sus militares muertos.

Cada bando afirma haber matado a miles de soldados enemigos y acusa al otro de ataques deliberados a zonas pobladas.

Azerbaiyán, que gastó mucho en armamento en los últimos años y cuenta con el apoyo de Turquía, advirtió que sus operaciones militares solo cesarán definitivamente en caso de que Armenia se retire de Nagorno Karabaj.

La comunidad internacional teme que el conflicto se internacionalice. Turquía alienta a Azerbaiyán a pasar a la ofensiva y Rusia tienen un tratado militar con Armenia.

También hubo acusaciones a Turquía de haber enviado combatientes proturcos desde Siria para luchar junto a los azerbaiyanos, lo que Azerbaiyán niega.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.