(Foto referencial /cortesía)

Los 59 colombianos que fueron apresados en Venezuela en agosto de 2016 acusados de paramilitarismo siguen tras las rejas pese a haber recibido esta semana órdenes de libertad dictadas por un tribunal del país, informó hoy el abogado Héctor Aranguren, uno de los miembros del equipo de defensa del colectivo.

“El tribunal 27 de control ordenó la libertad sin restricción alguna, pero la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hizo caso omiso de la notificación que recibieron formalmente” dijo a Efe el jurista tras explicar que no existe una orden judicial para mantener arrestado al grupo.

Señaló que parte del cuerpo diplomático colombiano en Venezuela visitó a los detenidos esta semana en los calabozos de la PNB en el oeste de Caracas, pero consideró que Colombia no ha sido diligente en este caso.

“Las personas que están detenidas nos dieron la orden para acusar penalmente por delitos de lesa humanidad y desacato a los funcionarios actuantes que están obstruyendo la justicia en Venezuela”, anunció Aranguren.

El abogado explicó que los detenidos, 58 hombres -con edades que oscilan entre 25 y 70 años- y una mujer, vivían en diferentes zonas de Caracas desde hacía años, no se conocían entre ellos y varios cuentan con documentación expedida por el Servicio Autónomo de Identidad, Migración y Extranjería (Saime) de Venezuela.

“Lo peor es que les dieron la calidad de retenidos, no de detenidos sino retenidos por incidencias migratorias, pero cuando la persona es objeto de una incidencia de migración debe defenderse y a ellos en ningún momento se les dio la oportunidad de defenderse”, prosiguió el jurista.

Dijo que las autoridades venezolanas han mantenido encerrados a estos ciudadanos colombianos en condiciones paupérrimas y que incluso uno de los detenidos sufrió en prisión un accidente cardiovascular, por lo que fue atendido y encarcelado de nuevo.

Aranguren considera que existe un ataque sistemático a la población colombiana por parte de las autoridades de la llamada revolución bolivariana.

El colectivo es señalado de tener una participación activa en la planificación de una manifestación antigubernamental conocida como la “Toma de Caracas” y también de paramilitarismo, aunque no fueron aprehendidos de manera flagrante, según agregó la defensa.

Amnistía Internacional se pronunció recientemente por este caso por el que pidió al Gobierno de Nicolás Maduro abstenerse de hacer acusaciones que no competan más que al Ministerio Público y al de Juan Manuel Santos velar por el bienestar de sus nacionales fuera de su territorio.

“Es inaceptable que los cuerpos encargados de hacer cumplir la ley se excusen en supuestas órdenes superiores para ignorar a los tribunales competentes como estamos viendo una y otra vez que está sucediendo en Venezuela”, dice el comunicado de la organización.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.