Diego Pablo Simeone, en la rueda de prensa previa al partido frente al Liverpool. / Foto EFE

Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, dejó claro que prefiere que el partido de mañana ante el Liverpool se juegue con aficionados, ya que, de no ser así, sería injusto para los locales, según manifestó en la rueda de prensa previa al encuentro.

El técnico calificó a los de Klopp como un equipo con muchas variantes y registros. Además, manifestó que la experiencia que tiene su plantilla en Europa sirve de mucho, pero que los errores son algo que se puede repetir.

Los recuerdos del mal partido de Turín el pasado año siguen en la mente del Cholo. “Allí no pudimos jugar ni competir. Aquí lo intentaremos para pasar a la siguiente ronda”.

Simeone no dio pistas de lo que será el once del Atlético. En cuanto a Morata, que es duda para el partido, el Cholo informó que lo verán entrenar y, dependiendo de su evolución, tomarán una decisión para el importante duelo.

En cuanto a lo que está ocurriendo con el coronavirus, que ha perjudicado una gran cantidad de eventos deportivos, el entrenador dejó claro que lo importante es combatir la enfermedad y hacer “lo que sea mejor para el mundo”.

El día de mañana se verán las caras Liverpool y Atlético de Madrid a razón de la vuelta de los octavos de final de la Champions League. Los colchoneros llegan con la ventaja que consiguieron en la ida, donde ganaron 1-0 con gol de Saúl. Por su parte, el Liverpool de Klopp buscará remontar en su estadio y, de momento, con sus aficionados.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.