(Foto: Kevin Arteaga González)

En Venezuela el sistema de salud pública está en terapia intensiva. El Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde (HUAL), en Carabobo, es apenas una de las tantas radiografías de la grave crisis humanitaria que el Gobierno de Nicolás Maduro ha decidido ignorar. En este centro de salud no hay insumos médicos, ni tampoco personal, pero sobra la contaminación.

El HUAL, también conocido como Hospital Carabobo, en su mejor época atendía a pacientes provenientes de toda la región central del país. Debido a la evidente desidia en la que se encuentra, hoy está operativo en apenas 10% de su capacidad, una dura realidad de la que nadie se ha hecho cargo, ni siquiera el gobernador chavista Rafael Lacava, que llenó su campaña de promesas para el sector salud.

La crisis hospitalaria es generalizada y las cifras son alarmantes. Según la Encuesta Nacional de Hospitales 2018, revelada en marzo por el diputado a la Asamblea Nacional (AN), José Manuel Olivares, los centros de salud registran una escasez de medicamentos de 88%, una falta de material médico quirúrgico de 79%, así como también deficiencias en los laboratorios, cocinas y comedores que superan el 60%.

En el Hospital Carabobo, el que antes fue uno de los mejores centros de diagnóstico integral del país, la lista de deficiencias pareciera ser interminable. “No tenemos agua, medicinas, materiales de limpieza, servicios de laboratorios ni rayos X”, denunció uno de los trabajadores, quien pidió no revelar su identidad por temor a represalias.

SALUD INSALUBRE

El mismo trabajador señaló que el sistema de refrigeración y ventilación de la morgue se encuentra dañado, lo que ocasiona que los cadáveres que allí permanecen hasta por más de 10 días, se descompongan con mayor rapidez. Esto representa un alto riesgo de contaminación no solo para los pacientes, sino para todo el personal que a diario labora en las instalaciones del HUAL.

Desde hace un mes no hay agua en ninguna de las áreas del hospital, ni siquiera para lavarse las manos. Aunado a esta situación, el personal de mantenimiento tampoco cuenta con las herramientas ni los insumos necesarios, como Gerdex, cloro y desinfectantes, para realizar su trabajo, lo que convierte a este centro asistencial tipo 4 en un crisol para la proliferación de bacterias.

La mayor amenaza a la que deben enfrentarse son las denominadas pseudomonas, cuya presencia genera consecuencias que varían desde infecciones externas leves hasta enfermedades graves, potencialmente mortales. “Casi el 100% del hospital está lleno de esta peligrosa bacteria que se encuentra, sobre todo, en las camas en las que acuestan a los pacientes”.

INSTITUCIONALIDAD ROTA

El Hospital Carabobo tiene casi un año sin director porque quien se desempeñaba en este cargo “se fue de una manera súbita”.  Ángel Rosales, subdirector, es ahora la máxima autoridad. Esto ha dificultado la búsqueda de soluciones. “Hablaron de un supuesto plan de contingencia, pero hasta el momento no nos han llamado ni la primera vez para reunirse con nosotros”.

Los sueldos también son insuficientes en todos los niveles del escalafón. El de un camillero, por ejemplo, se ubica en un millón 600 mil bolívares al mes, “muy por debajo de lo que cuesta la cesta básica real”, que según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas), en marzo llegó a  75 millones 446 14 bolívares.

Desde hace seis meses aproximadamente, el hospital suspendió el servicio de transporte que les brindaba a sus empleados, quienes cada día viven un calvario para poder cumplir con sus turnos debido a la falta de efectivo. Según información de los propios trabajadores, las malas condiciones han generado que más del 50% del personal se haya ido en busca de mejores oportunidades.

Vemos con preocupación que han convertido al HUAL en un barco a la deriva que está por hundirse, manifestó un nutrido grupo de empleados que decidió crear el “Movimiento por el rescate de nuestro Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde”, a fin de generar conciencia en las autoridades y la comunidad sobre la importancia de la recuperación de este centro médico.

Su lucha no tiene matiz político. El movimiento tiene previsto entregar este lunes ante las autoridades regionales, en una primera instancia, un documento con el diagnóstico del Hospital Carabobo y aseguraron que de no obtener respuestas irán hasta Caracas si es necesario.

@KevinArteaga especial para El Carabobeño

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.