(Foto referencial)
COMPARTE

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida) este miércoles 26 de abril emitió un comunicado en el que expresan su más profunda preocupación frente a la crisis en la alimentación y suministro de insumos y medicamentos para los niños, niñas y adolescentes, pacientes del Hospital JM de los Ríos.

El documento firmado por madres y padres, familias, personal de salud, defensores y organizaciones de derechos humanos reseña que al día de hoy los niños y niñas que se encuentran hospitalizados en este centro de salud no reciben la alimentación adecuada en calidad y cantidad necesaria de acuerdo a su condición de salud; persiste el incumplimiento en el suministro de fórmulas especiales para pacientes pediátricos con alimentación asistida por sondas enterales o parenterales, así como de fórmulas lácteas y suplementos nutricionales mínimos de acuerdo a los protocolos de atención para niños sanos.

Persisten también severas limitaciones en el suministro de medicamentos e insumos indispensables para la atención de los pacientes de acuerdo a lo previsto en el Formulario Terapéutico Nacional y necesidades de morbilidad de este centro de salud.

El escaso suministro que realiza el Ministerio del Poder Popular para la Salud y sus distintas dependencias es irregular e insuficiente, lo cual se ha denunciado en los últimos diagnósticos situacionales elaborados por la Sociedad Médica de este centro de salud y consignado ante la Dirección del Hospital y la Defensoría del Pueblo, indicando además que el material médico quirúrgico no es de calidad.

Servicios emblemáticos como Urgencia, Terapia Intensiva, Terapia Intensiva Neonatal, Cirugía Pediátrica, Neurocirugía, Hematología, Nefrología, Infectología, Neurología Pediátrica, Endocrinología y Cardiología, sufren las penurias de no contar con los insumos necesarios para ofrecer una atención médica de calidad, aunado a la carencia de equipos médicos y electromecánicos necesarios en la atención de los niños y niñas, tales como tomógrafo, resonador, acelerador lineal, equipo de radiodiagnóstico convencional y telecomandado, radiología portátil, equipo de centrifugado, monitores, craneotómo, entre otros.

AFECCIONES CONTAGIOSAS

Actualmente quince niños de la sala de nefrología presentan infecciones como klebsiella, estafilococo y pseudomonas, la mayoría de ellos tienen el catéter infectado, y para cambiarlo los representantes tendrían que acudir a clínicas privadas, ya que el Hospital no cuenta con los insumos necesarios para realizarlo.

Adicionalmente se requiere con urgencia una investigación para conocer las causas del contagio, las cuales se presume pudieran estar asociadas a la calidad del agua, pues los tres tanques del hospital presentan coliformes totales, coliformes fecales y aerobios mesófilos en valores muy altos, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Simón Bolívar.

Al menos desde el año 2014 las familias que hacen vida en el Hospital JM de los Ríos han denunciado reiteradamente en distintos medios de comunicación social dificultades en el suministro oportuno y calidad de los alimentos y medicamentos para los pacientes.

Esta situación fue declarada el 21 de mayo de 2014 ante los Tribunales de Protección del Niño, Niña y Adolescente del Área Metropolitana de Caracas, a través de una acción judicial presentada por diversas organizaciones de derechos humanos sin obtener respuestas y soluciones concretas e inmediatas por parte de las autoridades.

Por el contrario, la problemática se ha agravado llegando a extremos inaceptables que comprometen la vida y exponen a la muerte de niños, niñas y adolescentes hospitalizados.

En ese sentido, exigimos:

  1. Que el Ministerio del Poder Popular para la Salud adopte todas las acciones necesarias para que de manera urgente e inmediata se garantice el suministro constante de alimentos, formulas especiales y lácteas, suplementos nutricionales y medicamentos esenciales y de alto costo, bajo parámetros de calidad, oportunidad y suficiencia para todos los niños, niñas y adolescentes en base a los requerimientos de los diferentes servicios que integran del Hospital JM de los Ríos. Estas acciones deben incluir, al menos, el diseño de un plan especial para la rehabilitación y fortalecimiento del centro de salud con definición precisa de responsables, acciones a desarrollar, tiempos definidos, indicadores de evaluación y asignación de un presupuesto especial para cubrir de forma prioritaria las necesidades y requerimientos.

 

  1. Que la Defensoría del Pueblo asuma una postura vigilante y de defensa a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. En ese sentido, exigimos que su actuación no se limite a mesas de trabajo o de diagnóstico, sino que además inicie los procesos administrativos y judiciales que sean necesarios para hacer efectivo del derecho a la salud de las y los pacientes de acuerdo a lo establecido en la Constitución Nacional, Convención sobre los Derechos del Niño y Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente.

En la ciudad de Caracas a los 25 días del mes de abril de 2017.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.