La temporada constará de 72 partidos. Foto cortesía: Marca.

Los representantes del Sindicato de Jugadores completaron la votación favorable al plan presentado por el comisionado de la NBA, Adam Silver, para comenzar la temporada regular 2020-21 el próximo 22 de diciembre.

Ahora, solo falta que la Junta de Gobernadores de la NBA también manifieste su aprobación, y se comience a trabajar con el calendario de actividades previas al inicio de la competición.

Los representantes del Sindicato de Jugadores estuvieron en conferencia telefónica con la directora ejecutiva de la organización, Michele Roberts, quien trabaja siempre en sintonía con Silver.

La NBA y el Sindicato planean discutir la apertura de la agencia libre lo más rápido posible, después del sorteo universitario para acomodar el movimiento de los jugadores con una ventana tan corta. Todo esto, a fin de que el 1 de diciembre se realice la apertura de los campos de entrenamiento.

La liga y los jugadores, todavía, están negociando los términos financieros de un acuerdo de negociación colectiva enmendado. Se espera que esas conversaciones se extiendan hasta la próxima semana, de acuerdo a varias fuentes cercanas.

Cuando se alcance un acuerdo formal, se levantará una moratoria y la liga volverá a estar abierta para negocios en intercambios, antes del sorteo universitario.

Por otra parte, la liga cree que un comienzo del 22 de diciembre, que incluye los tradicionales partidos del Día de Navidad en la televisión, les da también margen para que se pueda completar un calendario de 72 encuentros antes que lleguen los Juegos Olímpicos.

El cumplimiento del calendario de 72 partidos sin tener que competir con la celebración de los Juegos de Tokio 2021, permitirá a la NBA recaudar entre 500 y 1.000 millones de dólares más, por derechos de televisión a corto y largo plazo.

La NBA y el sindicato han discutido aumentos significativos en la retención en garantía de los salarios de los jugadores, para dar cuenta de las graves pérdidas en los ingresos de la liga durante la pandemia de coronavirus.

Las partes están trabajando para distribuir las pérdidas de los jugadores durante varias temporadas, para que los jugadores no sufran un impacto financiero tan sustancial en un solo año.

La NBA ha retrasado un plazo hasta el viernes que mantiene abierta la opción de rescindir el acuerdo de negociación colectiva, lo que esencialmente haría estallar la estructura financiera de la liga que permite una división 50-50 de los ingresos relacionados con el baloncesto, según las disposiciones de el CBA.

Debido a que la pandemia desencadenó una cláusula de fuerza mayor en el convenio colectivo, ambas partes tienen la opción de notificar con 45 días de anticipación al rescindir el acuerdo, algo que se espera ya no suceda con la votación de esta noche.

Los ingresos relacionados con el baloncesto de la NBA se redujeron en 1.500 millones de dólares (1.269 millones de euros) la pasada temporada, según los datos proporcionados a los equipos.

Por tanto, la liga informó que si durante la temporada del 2020-21 se tiene que competir sin aficionados en los campos, las pérdidas podrían ascender hasta los 4.000 millones de dólares (3.385 millones de euros).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.