David Smolansky. (Foto EFE)

Tras ocho días desaparecida en Trinidad y Tobago, el cadáver de la venezolana Johanna Díaz fue hallado este sábado en un pozo, según informó el comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados, David Smolansky.

Esta tragedia que enluta a una familia venezolana migrante llamó la atención de los representantes del gobierno interino de Juan Guaidó, quienes exigen a las autoridades del país caribeño, que este caso sea investigado y esclarecido.

“Hacemos un llamado a las autoridades de Trinidad y Tobago para que hagan las investigaciones pertinentes sobre el caso de Johanna Díaz y urgen más acciones para prevenir delitos y discriminación en contra de los venezolanos que huyen de la tiranía de Maduro”, escribió David Smolansky en su cuenta de Twitter.

La desaparición de Johanna

Según el portal Newsday, Johanna Díaz, de 32 años, salió de su casa en la ciudad de Princes Town, al sur de la isla, a las 4:00 pm, el 24 de agosto; su destino era la municipalidad de San Fernando, ubicada hacia el oeste.

En la noche del día siguiente, no regresó a su hogar y tampoco se comunicó con sus familiares y amigos, los cuales se preocuparon y acudieron a las sedes policiales de San Fernando, La Romaine y Princes Town para denunciar su desaparición. Reportaron que solamente en la última comisaría fueron debidamente atendidos.

La hija de 14 años de la víctima contó, que su madre fue hasta San Fernando para encontrarse con una persona en un restaurante de comida rápida, donde recibiría una suma de dinero. Además, unos amigos de la mujer la consiguieron en el centro de esa ciudad, momentos antes de su desaparición.

Venezolana desaparecida en Trinidad y Tobago, Johanna Díaz. (Cortesía)

Antes del hallazgo del cuerpo, familiares de la venezolana habían reportado a Newsday que sospechaban que Díaz había sido secuestrada y fueron el 1º de septiembre a una casa en la población de Gran Couva, donde pensaban que podía estar retenida. Sin embargo, la policía no pudo intervenir, por no contar con una orden de allanamiento.

Hasta el momento, no se conoce mayor información del caso.

Por otra parte, este suceso ocurre casi un mes después del caso de la modelo venezolana Stefany Flores, de 18 años, quien el pasado 11 de agosto fue secuestrada, violada y casi asesinada, luego de abordar un taxi, exactamente en la misma ciudad de San Fernando.

Por este hecho fueron imputados un policía y un oficial de seguridad. Mientras la joven continúa hospitalizada bajo un estado físico y emocional delicado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.