(Foto Archivo).

Los equipos de rescate iraníes descendieron el miércoles siete cadáveres, cargándolos en la espalda, hallados en la montaña entre los restos del avión que se estrelló el domingo en el suroeste de Irán, según fuentes oficiales.

Tras más de dos días de búsqueda en los montes Zagros, los servicios de emergencia localizaron el martes a unos cuatro mil metros de altitud los restos del ATR 72 de la compañía iraní Aseman Airlines.

El avión había despegado de Teherán con 66 personas a bordo (60 pasajeros y seis tripulantes) rumbo a la ciudad de Yasuj. No se encontró ningún superviviente.

“Actualmente, tenemos una tormenta de nieve y vientos glaciales en las alturas y la visibilidad es muy reducida”, declaró en la televisión estatal el general Nozar Nemati, subcomandante del ejército de tierra iraní.

El despliegue de helicópteros fue imposible y decidimos que los cuerpos que podían ser bajados a lomo fueran transportados por miembros de comando (del ejército) y los servicios de rescate, agregó.

Un primer descenso empezó a principios de la mañana. Los cuerpos tienen que ser transportados hasta una carretera desde donde son trasladados en coche hasta el aeropuerto de Yasuj, a unos 500 km al sur de Teherán.

Interrogado por la televisión, otro alto mando militar señaló que siete cuerpos estaban siendo descendidos de la montaña. Mohsen Mehralizadeh, gobernador de la provincia de Isfahán, desde donde se coordina una parte de las operaciones de rescate, indicó por su parte que, hasta la fecha, se habían encontrado 32 cuerpos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.