(Foto cortesía)

Solo para custodios y militares que están privados de libertad en la cárcel de Ramo Verde hubo jornada de vacunación. Pero los civiles y funcionarios de otros cuerpos de seguridad no corrieron con la suerte de recibir el antídoto contra la COVID-19 que el lunes llevaron hasta el recinto penitenciario dos funcionarias del gobierno.

A primera hora del lunes el grupo llegó al Centro Nacional de Procesados Militares (Cenapromil), en el sector Ramo Verde de Los Teques. De inmediato llamaron a los militares privados de libertad y también a los custodios. Ellos recibieron una primera dosis, que será reforzada en un lapso de 15 días.

Pero los funcionarios de otros cuerpos de seguridad y los civiles, pese a que exigieron el beneficio que por derecho les corresponde, no lo obtuvieron. La respuesta fue que solo era para militares, denunciaron familiares de otros reclusos de Ramo Verde.

Los allegados a los privados de libertad se quejaron por el hecho de que les nieguen las vacunas que les corresponden, lo que se suma al hecho de que desde que inició la pandemia no han podido visitarlos. “Ya tenemos más de un año alejados de ellos, por qué no los vacunan, si lo hacen baja el riesgo y podríamos pensar en ir a verlos”.

Hasta el momento de redactar esta información, los familiares no habían podido lograr respuestas a sus exigencias. Piden vacunación para todos los reclusos y que reinicien las visitas, con las medidas de bioseguridad necesarias.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.