La represión violenta de la acampada opositora de Sudán causó hoy la muerte de al menos 30 personas y un centenar de heridos, según el Comité Central de Médicos, un sindicato opositor.

“Aumenta la cifra de mártires de la matanza de la comandancia general (del Ejército) perpetrada por la junta militar hoy a más de 30 mártires, con la dificultad de contabilizar la cifra efectiva de los mártires porque las fuerzas de Apoyo Rápido y la Policía rodean los hospitales”, afirmó el Comité de Médicos en un comunicado en la red social Facebook.

El Comité de Médicos también aseguró que las fuerzas de Apoyo Rápido han arrojado “muchos” cadáveres al río Nilo, que está ubicado a unos 500 metros del lugar de la acampada.

“Muchos mártires que se encontraban en la plaza fueron llevados por la fuerza de Apoyo Rápido y arrojados al Nilo, según testimonios de médicos y heridos”, dijo el sindicato médico.

Asimismo, según el sindicato, varios médicos han sido golpeados y detenidos, lo que está dificultando la atención a los heridos.

El opositor Partido del Congreso ha documentado 24 víctimas mortales, entre ellos un niño, e informó en un comunicado de la identidad y de las circunstancias de la muerte de varios de ellos.

Según la nota, divulgada en las redes sociales, el número de víctimas puede aumentar porque muchos cadáveres continúan en la acampada opositora, que está rodeada por los militares.

Además, según el partido, 446 heridos han sido hospitalizados, número al que se suma un número indeterminado de heridos que han sido detenidos.

El Ejército irrumpió a tiros por la mañana en la acampada opositora, instalada desde el pasado 6 de abril, coincidiendo con el último día del mes sagrado del Ramadán.

La junta militar afirmó que los militares se enfrentaron a un grupo de delincuentes que se infiltró en la acampada generando una situación de caos.

La acampada estaba instalada frente al cuartel general del Ejército desde el 6 de abril, cinco días antes del derrocamiento del presidente Omar al Bashir, y se mantenía para presionar a los militares a que entreguen el poder a los civiles.

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, plataforma que aglutina a la oposición, reaccionó al desalojo violento con la suspensión de las conversaciones con la junta militar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.