(Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Momentos de terror y mucha desesperación vivieron familiares de las personas detenidas en el comando de la Guardia Nacional Bolivariana en Ciudad Chávez, cuando un grupo de encapuchados que se identificaron como “los hijos de Chávez”, los desalojaron tras amenazarlos con armas blancas y de fuego la tarde de este lunes.

Los sujetos usaban gorras rojas y tenían el rostro cubierto con pañuelos de varios colores.

A las afueras del Destacamento de Seguridad Urbana de la GNB se encontraban a eso de las 3:30 p.m. los familiares de 26 personas detenidas en las adyacencias del distribuidor El Trigal y cerca de Palma Real. Pero también parientes de los 28 aprehendidos la semana pasada en varios municipios acusados por supuestos actos violentos, a quienes se les realizaba la audiencia.

Inicialmente los familiares y abogados de los detenidos de este lunes fueron ahuyentados de la entrada del comando con gases lacrimógenos. Luego salió uno de los abogados de los detenidos la semana pasada, a anunciar que varios habían quedado en libertad.

De repente se presentaron unos tres sujetos encapuchados y armados. Uno de ellos comenzó a gritar “Fuera los ricos”  y “Aquí solo podemos estar los hijos de Chávez”, mientras amenazaba con un arma de fuego.

Otros que lo acompañaban comenzaron a lanzar piedras contra los vehículos, mientras mantenían cuchillos en la otra mano.

El abogado Lucio Herrera Gubaira, dirigente de Primero Justicia, cuestionó el hecho de que esto haya ocurrido al frente de un destacamento de la GNB, sin que ningún efectivo militar hiciera algo por neutralizar a los atacantes.

Según señaló, dos señores de la tercera edad fueron alcanzados por las piedras mientras corrían y varios automóviles resultaron afectados.

Herrera Gubaira manifestó su rechazo al hecho de que estas personas hayan actuado con absoluta impunidad frente a los guardias, atacando a personas indefensas y desarmadas. “Esto es muestra de la complicidad que existe entre grupos irregulares y efectivos de la Guardia Nacional. No es posible que unos guardias que estaban en la entrada intentaron salir a neutralizar a estos delincuentes y desde adentro los llamaron para que no lo hicieran”.

Herrera añadió que allí se encontraba un grupo de abogados, ejerciendo la defensa de quienes han sido detenidos de manera injusta sólo por el hecho de protestar pacíficamente. Algunos ciudadanos señalaron que los atacantes provenían de los edificios de Ciudad Chávez. Lo cierto un gentío corrió despavorido cuando vio a los encapuchados amenazando con disparar

A través de la red social twitter varias personas denunciaron el hecho.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.