COMPARTE

 

La lucha contra la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente es de todos aquellos que creemos en la democracia, sin importar cuál sea la ideología que defendamos. No se trata de ser de izquierda, derecha o de centro. Se trata de impedir que se construya un modelo hegemónico que pretende acabar con la pluralidad y diversidad que caracteriza un sistema de libertades plenas. Se trata de ser venezolanos y querer a Venezuela.

 La Constituyente es una jugada que ni siquiera los oficialistas que creen

La Constituyente es una jugada que ni siquiera los oficialistas que creen en la democracia aceptan y por eso se han expresado contra la propuesta importantes miembros del oficialismo, como la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, y la ex Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, además de dos magistrados del TSJ.

Y lo han hecho por varias razones, pero la principal es que la idea de Maduro es contraria a lo que establece la Constitución Nacional que claramente establece que el Poder Constituyente reside en el pueblo y no en quien ocupe la Presidencia. Debe consultarse al ciudadano y ese es uno de los pecados de origen de la misma.

Maduro y el cogollo de enchufados no quiere consultar al pueblo, porque el pueblo está bravo. Porque el pueblo está en la calle defendiendo sus derechos. Porque el pueblo está pasando hambre. Porque el pueblo quiere votar para castigar al peor gobierno de la historia del país. Porque el pueblo quiere cambio.

Por todo el rechazo que en el oficialismo genera la propuesta de la Constituyente, desde la Mesa de la Unidad Democrática debemos llamar al reencuentro de los venezolanos demócratas, sean opositores u oficialistas, para que en bloque defendamos la democracia y el derecho a votar.

No importa que tengamos diferencias ideológicas, porque lo trascendente es que todos vemos el peligro que significa la Constituyente y el efecto que tendrá en la vigencia del modelo democrático. Ni siquiera la supuesta convocatoria de las elecciones regionales maquilló los objetivos de la jugada de Maduro.

La Constituyente en manos de Maduro arrasará con todo y aniquilará, entre otras cosas, con las elecciones como el mecanismo de consulta que brinda la democracia. El momento es histórico. No dejemos que un grupo de vivos acabe con la patria. Sumemos voluntades para impedir que Maduro se salga con la suya. Opositores y oficialistas abracemos una misma causa: Venezuela.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.