Parque de los príncipes, estadio del PSG. / Foto as.com

El gobierno francés ha prohibido toda actividad deportiva de equipo o de contacto, al menos, hasta  el mes de septiembre, lo que provoca la suspensión de manera definitiva de la Ligue 1.

El primer ministro, Edouard Philippe, en su discurso ante la Asamblea Nacional, notificó las medidas que afectan directamente al fútbol galo. “Los eventos que reúnen a más de 5000 participantes no pueden realizarse antes de septiembre. Será posible, en días soleados, practicar una actividad deportiva individual al aire libre, respetando las reglas de distanciamiento social. No será posible, ni practicar deporte en lugares cubiertos, ni deportes de equipo o de contacto”, informó.

Esta medida choca directamente con los planes de la Federación Francesa de Fútbol, que tenía en mente iniciar los entrenamientos de los equipos en mayo para, posteriormente, finalizar la temporada en los meses de junio y julio. Equipos como el PSG ya habían advertido a sus jugadores que estaban fuera del país galo que debían volver ante la inminente vuelta a los entrenamientos. Sin embargo, la orden del gobierno francés ha trastocado los planes de los clubes y la liga.

La Ligue 1, de esta manera, sigue los pasos de la Eredivisie, primera división de Holanda, viendo cómo las medidas del Estado provocan la suspensión de lo que resta de temporada. Además, es la primera de las cinco grandes ligas de Europa en suspender su competición.

Las posiciones de la primera división gala antes del parón forzado por el coronavirus reflejan a un PSG líder, con una ventaja de 12 puntos sobre el Marsella, segundo clasificado. Les siguen Stade Rennes, Lille y Stade de Reims, tercero, cuarto y quinto, respectivamente. En la zona baja de la tabla quedaron el Nimes, Amiens y Touluse.

El siguiente paso será determinar qué ocurrirá con estos equipos. La federación deberá resolver si habrá campeón, quiénes irán a competiciones europeas y decidir si habrán, o no, ascensos y descensos. Sin ir más lejos, la Eredivisie dio la temporada como nula, por lo que no habrá campeón ni descendidos en Holanda, mientras que los equipos clasificados a las competencias de la UEFA se regirán por cómo quedó la clasificación antes del parón. Queda por ver si el fútbol galo toma las mismas medidas ante esta suspensión.

Por su parte, el escenario para los clubes clasificados a las competiciones europeas no depende al 100% de las federaciones de cada país. Ante una suspensión de la temporada, las ligas deberán presentar ante la UEFA los equipos que clasificarán a competiciones internacionales. Es por esto que el máximo organismo del fútbol europeo anunció la semana pasada que se guardan el derecho a aceptar o rechazar a los equipos propuestos por las federaciones.

Se espera que, en los próximos días, los máximos responsables del fútbol francés se reúnan para responder las interrogantes que existen, a día de hoy, en los clubes y aficionados del fútbol galo.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.