(Foto referencial /cortesía)
COMPARTE

De acuerdo al proverbio popular, la esperanza es lo último que se pierde. Pero en el caso de los enfermos renales, los obligaron a perder la esperanza, porque a partir de este jueves primero de junio, queda suspendido en todo el país el proceso de procura y trasplante renal de donante de cadáver.

La Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplante de Organos Tejidos y Células, organismo adscrito al Ministerio de Salud, hizo el anuncio a través de un comunicado que envió a los nueve centros de trasplantes de órganos que existen en el país.

En el oficio indican que los centros deben informarle a los pacientes en lista de espera, que a partir de la fecha antes citada, no se realizará la actualización mensual de las placas para evaluar la histocompatibilidad entre donante de riñón y el paciente receptor.

Fundavene especifica que el Ministerio de Salud está en pleno conocimiento de la situación, porque se les ha informado oportunamente a los titulares de ese despacho. Argumenta que a pesar de las implicaciones médicas que esta medida pueda acarrear, resulta la estrategia más responsable a tomar ante la actual situación que atraviesa la salud pública tanto a nivel de infraestructura, recursos humanos, así como suministro oportuno de medicamentos inmunosupresores para la inducción en el trasplante de órgano.

Directivos de la fundación esperan que el nuevo ministro de Salud, Luis López, les de una audiencia para plantearle la grave situación en la que se encuentra el programa de trasplante en el país.

La actividad de trasplante en Venezuela se inició en el año 1967, cuando en el Hospital Universitario de la ciudad de Maracaibo, el Dr. Bernardo Rodríguez Iturbe realizó el primer trasplante de riñón de donante cadáver.

En Carabobo el doctor Paúl Escovar, presidente del Instituto Docente de Urología, sostiene que en los últimos 15 años, el trasplante de riñón ha venido decreciendo aceleradamente, producto del fracaso de las políticas erradas implementadas por el Gobierno Nacional en materia de salud.

Citó que a pesar de que el precio del barril del petróleo hace quince años, era mucho menor que el de ahora, Venezuela en esa época se mantenía en los primeros lugares de América Latina, en cuanto a trasplante de órganos se refería.

Según el especialista, antiguamente en Carabobo se hacía un trasplante renal semanal, luego la cifra bajó a uno mensual. Y en lo que va de año no se ha hecho el primero.

El especialista estima que al suspender los trasplantes de riñón, se pone en riesgo la vida de todos los pacientes que están recibiendo diálisis y los que están en espera de ser incluidos en ese proceso, ya que la única manera de desobstruir las unidades de diálisis, es realizando los trasplantes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.