Militar y político venezolano. Fue uno de los más destacados próceres de la emancipación de América Latina. También presidente de la República: José Antonio Paéz, quien nació en Curpa, cerca de Acarigua, estado Portuguesa, el 13 de junio de 1790.

Sus estudios fueron muy elementales. Cuando tenía 17 años fue atacado por unos bandoleros y en el lance mató a uno de ellos. Huyendo de la justicia trabajó de peón en una hacienda. En ella se formó en la rígida disciplina de la “llanería”. Pasó en 1810 a organizar a los llaneros en favor de la independencia. Su valentía y decidido patriotismo lo convirtieron pronto en el máximo representante de los llaneros, que le llamaban taita (“padre”).

Las verdaderas hazañas heroicas de Páez comenzaron con la acción de Mata de la Miel (16 de febrero de 1816), cuando derrotó, con sólo 500 hombres, a 1.800 soldados del coronel Francisco López. Páez fue ascendido a teniente coronel. En El Yagual, ocho meses después, volvió a aniquilar a las fuerzas de López, que esta vez contaba con 2.300 hombres.

La batalla de Mucuritas (28 de enero de 1817) fue portentosa: Páez, que disponía de 1.100 llaneros, derrotó al general La Torre que dirigía un ejército de 4.000 soldados. Pero quizá el triunfo más sorprendente de Páez se produjo en la batalla de Las Queseras del Medio (2 de abril de 1819), cuando con 150 de sus hombres derrotó al realista Pablo Morillo que disponía de 7.500 soldados.

En la batalla de Carabobo (24 de junio de 1821), donde también tuvo un papel muy destacado, Páez fue ascendido a general en jefe. Después de Carabobo, pasó a ser el jefe absoluto del departamento de Venezuela, integrante de la República de la Gran Colombia. En 1826, el Senado le destituyó, por lo que se vio obligado a entregar el mando el 29 de abril.

Pero cuando al día siguiente estalló el movimiento llamado “la Cosiata”, Páez retomó el poder. Simón Bolívar (el “Libertador”), viajó desde el Perú y en Puerto Cabello (1 de enero de 1827) decretó una amnistía total y confirmó a Páez en su cargo.

En 1830 Venezuela promulgó su propia Constitución y Páez se convirtió en presidente de la República (1830-1835). Fue nuevamente elegido para el periodo 1839-1843. Fomentó la educación, la agricultura, la artesanía y la inmigración, creó el Banco Nacional (1841) y trasladó los restos del “Libertador” desde Santa Marta hasta Caracas (1842).

En 1848 se levantó en armas contra José Tadeo Monagas y fue derrotado. Invadió el país en el año siguiente, pero otra vez fue vencido, detenido y más tarde desterrado. Se le rindieron homenajes en varias ciudades de Estados Unidos, en México, e incluso en Europa (París, en Francia y Munich, en Alemania).

En septiembre de 1861 regresó a Venezuela y estableció un régimen dictatorial. Victoriosos los federalistas, Páez firmó el Tratado de Coche en 1863, y marchó nuevamente a Nueva York (Estados Unidos). Desarrolló una gran actividad y viajó por varios países sudamericanos. Murió en Nueva York el 6 de mayo de 1873. Sus restos reposan en el Panteón Nacional de Caracas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.