Poeta, humorista, periodista y ensayista. Tres versiones de un mismo personaje: Aquiles Nazoa, quien nació en Caracas el 17 de mayo de 1920. Originario de la populosa zona “El Guarataro” de Caracas, realizó sus primeros estudios en la parroquia San Juan. Pero, a partir de los 12 años se formó de manera autodidacta cuando decidió trabajar para colaborar con el sustento de su familia.

Los hábitos del gentilicio caraqueño marcarán su temperamento y le darán la agudeza y el humor con el que impregnará su obra.

Aunque desempeñó varios oficios, previo a su consolidación en las diversas facetas:  Empaquetador en el diario El Universal, del que luego sería corrector de pruebas y corresponsal en Puerto Cabello–actividad que le llevó al arrestó en 1940 al ser acusado por difamación e injuria–, hasta llegar a tener su propia columna titulada “Punta de lanza”; gracias a su dominio del inglés y el francés fue guía de turistas en el Museo de Bellas Artes; trabajó en Radio Tropical y como reportero del diario Últimas Noticias; colaboró en el semanario El Morrocoy Azul y en el diario El Nacional; fundó los característicos “La Pava Macha” y “El Tocador de Señoras” con agudo corte satírico; escribió para la revista colombiana “Sábado”; director de la revista Zig-Zag, en La Habana y de la revista Fantoches, en Caracas.

También, fue co-guionista de La Balandra Isabel llegó esta tarde, basada en el cuento homónimo de Guillermo Meneses y dirigida por el argentino Carlos Hugo Christensen.

En 1948 Aquiles Nazoa recibió el Premio Nacional de Periodismo en la especialidad de Escritores, Humoristas y Costumbristas. Entre 1956 y 1958 vivió en el exilio por oponerse al régimen de Marcos Pérez Jiménez. En 1961 alzó su voz solidaria a favor de la Revolución Cubana, dando conferencias y recitales de protesta. En 1967 recibió el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal, y dedicó sus esfuerzos a la producción del programa Las cosas más sencillas, para la televisión nacional. Experiencia que le reafirmó como el poeta del pueblo y sus creaciones, bellamente resumido en su Credo.

Aquiles Nazoa murió el 25 de abril de 1976, en un accidente automovilístico. (Fuente: http://www.ivenezuela.travel)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.