COMPARTE

Verificar si dentro del vehículo trasladaban a más personas para someterlas a la justicia militar. Esa era la intención de diputados a la Asamblea Nacional y familiares de jóvenes presos que se interpusieron al paso de una tanqueta a la entrada del Comando Regional No. 2 de la Guardia Nacional.

Juan Miguel Matheus, Marco Bozo, Carlos Paparoni y José Manuel Olivares, acompañados de varios familiares, se plantaron ante el vehículo.

“No somos militares, somos civiles”, gritaban las personas allegadas a los detenidos.

Como ha sido costumbre en estos últimos días en Carabobo, el vehículo avanzó, aún a riesgo de atropellarlos. Afortunadamente no hubo heridos.

Carlos Paparoni escribió en Twitter que mientras protestaban pacíficamente, una tanqueta pretendía pasar por encima de ellos.

Luego indicó que un contingente del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) llegó al Comando Regional apuntándolos con fusiles. “Están amedrentando a un pueblo que exige ver a sus familiares”, tuiteo. (RMR)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.