Hace días fui a Canoabo
de paseo imaginario
para una bicicletada
y festival de papagayos

Este Canoabo mi hermano
cada día me sorprende,
es que no tiene tamaño
para lo tanto que emprende

Festival de papagayos
una fiesta colorida
donde el cielo se les viste
de un arcoíris de vida

Tempranito la familia
con su papagayo en mano,
van llegando muy contentos
hasta el sitio programado

Este festival nació
en mil nueve nueve tres,
justo en un mes de agosto
¡Vacaciones, no hay estrés!

El señor Domingo Robles
junto a toda su familia,
los primeros pueblerinos
que tienen la iniciativa

junto a Gregorio Palencia,
nuestro pintor Canoabero
que, en aquellos tiempos, él
presidia el Ateneo

También Emilio Torrealba,
junto Luis Sequera “Cuba”,
José Noel Carvajal,
y también el pueblo ayuda

Esa primera volada
se hizo en la Cruz del Calvario,
o El Cerrito, como algunos,
han preferido llamarlo

el slogan, me contaron,
“Día de sueños y colores”
Y hoy por hoy, siguen soñando
con unos tiempos mejores

También hubo mucho aporte
de las empresas privadas,
y al canoabero de a pie
sin pensarlo, apoyaba

Los niños se preparaban
asistiendo a los talleres,
¡Cómo hacer un papagayo!
Bienvenidos los saberes

Sectores de La Sabana,
Santa Ana, Los Naranjos,
Boquerón, en Félix Adams,
y en Las Cumbres, los dictaron

Y el día de la “volantina”
aquel cielo canoabero,
de colores se vestía
y el sol era el jardinero

 Ese lindo festival
cierto tiempo duraría,
hasta que Funda Canoabo
con fervor rescataría

Fue en el año dieciséis
que vuelven los papagayos,
y ahí en la plaza Bolívar,
se inició aquel bello acto

Hubo mucho colorido,
ecológico el mensaje,
y la brisa, como siempre
lució hermosos tatuajes

El slogan del momento
sería el de, “Los niños vuelan
su imaginación”, un nombre
que a los sueños bien pincelan

Y ahora en estos momentos
después de la cruel pandemia,
de nuevo los papagayos
por estos cielos se elevan

Pues este año veintidós
se abrió de nuevo el concurso
de papagayos al aire,
sin pretextos, ni discursos

Fue en el sector Los Naranjos,
en su campo deportivo,
donde el grupo familiar
celebró muy complacido

Esta fiesta de colores
sol radiante y entre amigos
¡Concurso de papagayos!
Sin ventanas, ni postigos

Allí se estuvo evaluando
la integración familiar,
el colorido y la altura,
también la creatividad

Y los premios que se dieron
resultaron agradables
porque el mismo consistía,
en útiles escolares

Que donaron los comercios
existentes en Canoabo,
las familias, las empresas
todos bien, colaboraron

Ojalá el próximo año
pueda ir al festival,
y mi cometa de sueños
pueda yo, echar a volar

Pero esto aquí no termina
porque siguen las sorpresas,
ahora voy a comentarles
de otra gigante proeza

Me refiero amigo mío
a una gran bicicletada,
que por todito Canoabo,
año a año es convocada

Se hizo por primera vez
junio del noventa y siete,
la integración familiar
y cuidado del ambiente

Es el principal motivo
de esta gran bicicletada,
ecológica, en familia
¡Una excelente jornada!

Concienciar por esa cuenca
hidrográfica del río,
el Canoabo y otros surcos,
aguas de este pueblo mío

En esta bicicletada,
veintisiete K se andan,
Los Naranjos y Guineo,
por La Seca y La Sabana

Santa Ana y Félix Adams,
y también por Boquerón,
asimismo, por el casco
de mi linda población

Es muy bueno aquí acotar
que, en el primer recorrido,
se llegó hasta la represa,
de mi Canoabo querido

Viene gente de Miranda,
de Bejuma y Montalbán,
de Urama, Chirgua y Aguirre,
y de otros poblados más

También vienen de San Diego,
y del mismo Naguanagua,
de Valencia, de los Guayos,
y de tierras más lejanas

Es esta bicicletada,
un paseo con la familia
disfrutando los paisajes
que Canoabo, siempre brinda

Hidratación por el camino,
igualmente, refrigerios,
tiene primeros auxilios,
les dan frutas, caramelos

Y esa gran bicicletada,
tiene un punto de partida
¡El mejor lugar del pueblo!
La propia Plaza Bolívar

Asimismo, ahí se hace
un concurso de pintura
para todos los niñitos,
que no se van de aventura

Se llama, “Los niños pintan
las montañas de Canoabo”,
que ha tenido aceptación
y excelentes invitados

Primero, claro los niños,
y maestros del saber
como don Ramón Rivero,
junto a Gloria Coronel

El poe Luciano Rozzo,
grupo Armando Reverón,
cuentacuentos y juglares,
figuras de gran valor

Después que los niños pintan,
hacen juegos recreativos
y juegos tradicionales
¡Es un rato divertido!

Y en el año veintidós
fue un homenaje sincero,
al pintor don Pablo Robles,
un excelso canoabero

Esto ha tenido el apoyo
de gente maravillosa,
que sin mezquindad han brindado
como al jardín, una rosa

Los amigos, los vecinos,
los comercios de Canoabo,
empresas e instituciones,
y muchas manos de hermanos

Al final de la jornada,
se realizan varias rifas
para todos los presentes,
y así todo finaliza

Gracias a Funda Canoabo,
gracias mi Rincón Cordial,
por estos gratos momentos
que siempre suelen brindar

Y como dije al principio
lo vuelvo aquí a repetir,
esta verdad verdadera
que siempre voy a aplaudir

Este Canoabo mi hermano,
cada día me sorprende
es que no tiene tamaño,
para lo tanto que emprende

y así, abriendo mis ojitos,
regresé de aquel paseo
de mi aldea, mi Canoabo,
y volver pronto, deseo

Don Pío Lara




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.