(Foto EFE)
COMPARTE

Reinaldo Merchán (38) era técnico en refrigeración dedicado a reparar aires acondicionados en forma particular y el sábado en la madrugada lo asesinaron en el baño de la casa donde se celebraba una fiesta, en la avenida San Martín.

Merchán vivía a cuadra y media de allí. La familia solo sabe que pidió el baño prestado y entró. Cuando acudió otro invitado lo halló sin vida, con una puñalada en el cuello. No hubo testigos, los demás asistentes aseguraron que no pudieron escuchar ruido alguno porque el sonido musical estaba muy alto.

No saben si tuvo un problema con alguien en la fiesta, que lo siguió para matarlo, ó el móvil fue el robo, ya que fue despojado de su celular, llaves y documentos.

Otra víctima del hampa fue Yorman Guerra Aponte (24), asesinado a tiros y despojado de su pertenencias frente a la casa número 33, del barrio Bicentenario, kilómetro 7 de la carretera de El Junquito.

De viernes a domingo fueron ingresados 29 cadáveres a la morgue, en su mayoría víctimas de sucesos violentos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.