EFE.

El presidente de Brasil, Michel Temer, envió una carta a la fiscal general con el parecer de especialistas que soportan que él no puede ser responsabilizado por actos ajenos al ejercicio de sus funciones, luego de ser incluido en una investigación de la Lava Jato, informaron hoy fuentes oficiales.

Según la Agencia Brasil, la carta enviada por el mandatario a la fiscal general, Raquel Dodge, contiene la posición del abogado Ives Gandra da Silva Martins, de ministros del Supremo Tribunal Federal (STF) en decisiones anteriores sobre asuntos similares, además de un artículo del ministro de Justicia, Torquato Jardim.

La semana pasada, el ministro del STF Edson Fachin incluyó al mandatario en una investigación sobre irregularidades en torno a la constructora Odebrecht en Brasil, tras el pedido de la Fiscalía.

La investigación también salpica a los ministros de la Presidencia, Eliseu Padilha, y de la Secretaría General, Wellington Moreira Franco, ambos del entorno más cercano al jefe de Estado.

En la carta enviada por Temer, el jurista Gandra defiende que el presidente debe responder solamente por actos que guardan estricta relación con el ejercicio del mandato y señaló que la supuesta práctica de infracciones ocurridas en 2014 son anteriores a su mandato.

En la misiva, el abogado de Temer hizo énfasis en que la Constitución hace distinción nítida entre infracciones que tienen relación con las funciones de la presidencia y aquellas que son extrañas al cargo para impedir la inestabilidad política.

Según la agencia estatal de noticias, el presidente Temer dijo en la carta que remitió el parecer del jurista a la procuradora Dodge por “mero interés académico”, debido a su vicio intelectual de discutir los grandes temas del Derecho Constitucional.

La investigación en la que se vinculó a Temer se refiere a supuestas comisiones pagadas por Odebrecht a cambio de favores políticos recibidos entre 2013 y 2015 de la Secretaría de Aviación Civil, que en ese período estuvo dirigida por Padilha primero y luego por Moreira Franco.

Según han confesado antiguos ejecutivos de la constructora, esos pagos eran dirigidos a financiar, por medio de operaciones de “caja B”, las campañas del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que entonces tenía como presidente a Temer.

De acuerdo a esos testimonios, Temer, quien al mismo tiempo era vicepresidente de Brasil, llegó a participar en la negociación de lo que sería pagado al PMDB, algo que el actual mandatario ha negado siempre en forma enfática.

Según Dodge, si bien Temer no podría ser juzgado ahora por ese asunto, sí puede ser investigado, una tesis que fue aceptada por el juez Fachin.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.