El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta del movimiento obrero mundia,l pero muchos desconocen por qué se celebra cada día 1 del mes mayo.

Es una jornada de homenaje a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por participar en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de 8 horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido 3 días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. A partir de entonces, se convirtió en una jornada reindicativa los derechos de los trabajadores en sentido general que es celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo. Algunos países se niegan a dar este reconocimiento a la lucha obrera. Por ejemplo en EEUU y Canadá no se celebra.

El germen que dio lugar a esta fecha está contextualizado en los albores de la Revolución Industrial en los EEUU. A fines del siglo XIX, Chicago era la segunda ciudad en número de habitantes del país y miles de trabajadores en paro llegaban cada año por ferrocarril, creando las primeras villas humildes que albergaban a cientos de miles de trabajadores. Una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era la jornada de ocho horas. Una de las metas prioritarios era hacer valer la máxima de: “Ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso”.

Los logros de estas jornadas. A finales de mayo de 1886, algunos sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de 8 horas a varios centenares de miles de obreros. El propio Federico Engels, compañero de Karl Marx, recogía este hecho en el prefacio de la edición alemana de 1890 de ‘El manifiesto comunista’.

En la actualidad, muchos países rememoran el Primero de Mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Hay algunos que no lo hacen, siendo en general países de colonización británica, como los Estados Unidos de América y Canadá, que celebran el Labor Day (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre; Nueva Zelanda, el cuarto lunes de octubre. En Australia, cada estado federal decide la fecha de celebración: el primer lunes de octubre en el Territorio de la Capital Australiana, Nueva Gales del Sur y Australia Meridional; el segundo lunes de marzo, en Victoria y Tasmania; el primer lunes de marzo, en Australia Occidental; y el primero de mayo en Queensland y el Territorio del Norte. Debido a que la festividad tiene un carácter oficial en muchos países; actualmente, parte de la población continúa participando en las celebraciones y sus reivindicaciones, mientras que otra parte toma el día de descanso para actividades de ocio.

En Venezuela, si bien el Presidente Isaías Medina Angarita fue el primero en decretar la conmemoración del Día del Trabajador, no fue sino hasta el gobierno de Rómulo Betancourt que esta fecha sería establecida como feriada y con derecho a remuneración por parte de los trabajadores. Desde entonces, las organizaciones sindicales han tenido un papel protagónico en la exigencia de mejoras laborales para los trabajadores, adaptadas a las necesidades y realidades de nuestro tiempo.

La lucha por la justicia y la dignidad de los trabajadores ha continuado a lo largo de décadas. Como producto de esta reivindicación, se obtuvo la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras LOTTT, que fue publicada en la Gaceta Oficial N°6.076 del 7 de mayo de 2012, y cuenta con 554 artículos y 7 Disposiciones Transitorias. Asimismo, algunas de las novedades de esta ley son “la reducción de la jornada laboral de 44 a 40 horas semanales diurnas, el pago doble de prestaciones en caso de despido injustificado, la eliminación del cobro de comisiones bancarias por servicios de cuenta nómina y el regreso de la retroactividad de las prestaciones para los trabajadores activos desde 1997” .

Los resultados de la investigación de la Encuesta de las Condiciones de Vida (ENCOVI) de Venezuela, elaborada por las universidades Central, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar, dados  a conocer recientemente por Demetrio Marotta, Coordinador de dicho estudio  fueron los siguientes:

La tasa de desempleo en Venezuela durante el año 2017, se ubicó en 9,0%,  equivalente a 1.777.852 personas sin trabajo, reflejando un  incremento de 1,6% en comparación con el año 2016, cuando esta variable se ubicó en 7.4%, equivalente a 957.175 personas desocupadas.

En el estudio se destaca que el mercado laboral venezolano está altamente intervenido por el Estado, mantiene excesivas restricciones a la libertad empresarial, presenta una gran inseguridad jurídica y evidente desestímulo a la inversión, hay evidentes presiones contra la autonomía sindical, presenta distorsiones agudas en las relaciones laborales y está fuertemente impactado por la Depresión Económica y por la Hiperinflación.

De acuerdo con la encuesta un 9% de la población está desocupada o en búsqueda de empleo, un 2,2% están ocupados con jornadas de 15 horas o menos, lo que representa un subempleo visible y ocupados que ganaban menos del salario mínimo  integral de Bs. 325.544 para el mes de septiembre de 2017 y trabajaban más de 40 horas a la semana, lo que refleja un desequilibrio del 15,3% en el mercado laboral.

Otras de las as conclusiones de la Encuesta de Condiciones de Vida Encovi 2017, no dejan lugar a dudas: los venezolanos son cada vez más pobres, cada vez se alimentan peor, y la hiperinflación cobrará un pesado tributo sobre la sociedad. 87% de los venezolanos son pobres, 80% se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, y 60% tienen empleos precarios. Todo ello, tras una década con el mayor boom de precios petroleros de la historia.

En las conclusiones, destaca Encovi que la situación laboral del venezolano se sigue deteriorando y todos los indicadores generales dan cuenta de ello; los patrones estructurales del mercado laboral no se modifican sustancialmente: genero, edad, ocupación, actividad económica; el trabajo formal asalariado pierde importancia como principal fuente de ingresos, asimismo, los beneficios laborales pierden sentido y atractivo; la depresión económica impulsa al venezolano a sobrevivir de diferentes formas (informalidad) y, el trabajo productivo y eficiente pierde significado y valor social, por lo que se requiere a mediano plazo luego de un programa de ajustes, un plan de reinserción de cara al mercado laboral.

A pesar de todo esto, hay quienes dicen que próximamente votarán a favor del actual dictador; ¿es lógico?

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.