Tiger Woods. / Foto archivo

El golfista Tiger Woods dijo este jueves que se ha estado recuperando “noche y día” de sus dolencias de espalda y habría estado listo para defender su título del Másters de Augusta esta semana si no hubiera sido pospuesto por la pandemia de COVID-19.

En una entrevista publicada por GolfTV, el ganador de 15 torneos de Grand Slam explicó que estos días ha estado montando más en bicicleta y jugando al tenis para mantenerse en forma.

He trabajado “noche y día. Me siento mucho mejor que entonces. He sido capaz de convertir lo negativo en positivo”, explicó el estadounidense. “He sido capaz de entrenar mucho. He sido capaz de llevar mi cuerpo de vuelta a donde creo que debería estar”.

En el último mes, Woods declinó participar tanto en el Arnold Palmer Invitational como el The Players Championship para terminar su recuperación.

Su objetivo era poder competir en Augusta, pero el torneo fue suspendido el 13 de marzo por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus y reprogramado para disputarse del 12 al 15 de noviembre.

“Es difícil desenredar esos circuitos ahora. Me siento un poco inquieto. Quiero salir ahí fuera. Quiero competir”, reconoció.

“Subconscientemente, sabía que debía prepararme para jugar el Másters esta semana. Mi cuerpo estaba listo”, aseguró Woods sobre un torneo que ya ha ganado en cinco ocasiones.

Woods juega al golf en un campo cercano a su casa durante este periodo de aislamiento.

“Casi todos los campos al sur de donde estamos están cerrados, pero este sigue abierto, así que ha sido agradable salir a jugar y hacer unos golpes… solo para tener un poco de actividad y un poco de tranquilidad”, acotó.

No está permitido que los jugadores toquen las banderillas ni los rastrillos, pero lo más “extraño” para Woods es entrenar sin ningún evento a la vista.

El golfista, de 44 años, espera que “con suerte” podrá defender su título de Másters en su inédita fecha de noviembre.

“Esta no es la manera en la que quería seguir teniendo la chaqueta (verde) por más tiempo. Quería salir al campo y ganármela de nuevo como hice en el 2002”, afirmó.

“Voy a sentarme con mi equipo y definir cuál es el mejor programa de entrenamientos, cuáles son los torneos que debo jugar para prepararme, cuándo debo descansar. Todas las cosas que están de alguna forma en el aire”, avanzó.

Woods ganó su decimoquinto torneo de Grand Slam en abril de 2019, poniendo fin a una sequía de 11 años sin títulos grandes marcada por un escándalo que terminó con su matrimonio y lesiones que amenazaron su carrera.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.