Un tiroteo en una clínica de Minnesota deja un muerto y varios heridos
/ Foto: AP

Un hombre armado abrió fuego el martes en una clínica de Minnesota, en el norte de Estados Unidos, aparentemente insatisfecho con el tratamiento que había recibido, dejando un muerto y cuatro heridos antes de terminar arrestado, dijeron funcionarios estatales.

El incidente se produjo poco antes de las 11 de la mañana (17H00 GMT) en la clínica Allina Health de la ciudad de Buffalo.

Imágenes de la televisión local mostraron las instalaciones de la clínica en el momento en que las ventanas estallaban en pedazos.

Con 67 años y conocido por los servicios policiales, Gregory Ulrich habría actuado porque “no estaba contento desde hace varios años con la atención que había recibido” en las clínicas cercanas, dijo el jefe de policía de Buffalo, Pat Budke, en una conferencia de prensa.

Pero no había indicios de que pasaría a la acción, agregó.

Objetivo del criminal

Los inspectores creen que “su objetivo era específicamente este establecimiento o alguien que trabaja allí”, agregó.

Cinco personas resultaron trasladadas a hospitales de la zona, dijo Kelly Spratt, una funcionaria hospitalaria. Una de ellas murió, tres se encuentran en estado grave pero estable y a la quinta se le dio de alta del hospital, informaron varios medios estadounidenses la noche del martes.

Según Budke, “podría haber habido una explosión” antes de que se efectuaran los disparos.

Según las comunicaciones entre los policías que intervinieron, citadas por el diario local Star Tribune, el sospechoso habría mencionado la presencia de bombas antes de entregarse a los agentes.

Un paquete fue descubierto en la entrada de la clínica y se hallaron artefactos sospechosos en un hotel donde se alojaba Ulrich cerca de la clínica, según la policía.

La Allina Health se anuncia en su sitio web como un centro “familiar” que ofrece “opciones convenientes para el cuidado de la salud”.

Una testigo llamada Tiffany dijo que acababa de estacionarse para dejar a su madre en la clínica cuando vio a dos enfermeras corriendo hacia su auto.

“Entraron y me dijeron que escucharon como once disparos en un minuto”, explicó. “No vieron al tirador pero asumieron que era un tiroteo y dos minutos después vimos explotar las ventanas de la fachada y nos fuimos”.

El sospechoso al parecer actuó solo y los hechos no apuntan a terrorismo doméstico, dijo la policía.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.