Foto: Vicente Soto
COMPARTE

La pieza más letal del ataque del Carabobo, el ariete colombiano Tommy Tobar, no puede ocultar la ilusión que le da el jugar la Copa Libertadores, en la se probará por primera vez a finales de enero próximo cuando el equipo Granate reciba al paraguayo Guaraní en la fase 2 del torneo continental.

“No he tenido la oportunidad de jugar un torneo internacional, siempre clasifico pero me voy de los clubes. Me hace mucha ilusión jugar la Libertadores, esperemos que así sea”, dijo el jugador oriundo de la Isla de San Andrés en una entrevista con Efe.

Tobar, que este 2017 anotó 20 dianas para ayudar al Carabobo a alcanzar las semifinales del Torneo Clausura, y que tras esta exhibición se hizo un hueco en el 11 ideal que escogen los más de 1.000 jugadores profesionales del país petrolero, reconoció que este ha sido uno de sus “mejores” años a nivel profesional.

“Por el desempeño, porque llegué a un grupo bastante unido y fortalecido en cuanto a juego y en el que me pude adaptar”, añadió.

El delantero de 30 años también destacó las enseñanzas que le dejó el entrenador boliviano Julio César Baldivieso, a quien le agradeció por la evolución que experimentó su juego este año.

“No había tenido la oportunidad de trabajar con él, creo que todos aprovechamos al máximo su experiencia. Se notó durante el torneo porque tuvimos un buen desempeño”, señaló.

El neogranadino enfatizó que Baldivieso, ahora seleccionador de Palestina, es “muy riguroso” y da mucha importancia a la disciplina dentro del grupo.

“A él le gusta bastante la disciplina, me marcó más que todo en eso, en que hay que ser muy disciplinado para obtener buenos resultados”, dijo.

Con todo, los resultados del Carabobo no fueron los esperados y el equipo no alzó el título y ni siquiera llegó a la final, pese a que era, de acuerdo a la prensa especializada, el máximo aspirante por la regularidad mostrada a lo largo del año.

“Igual estoy orgulloso del trabajo que se realizó, no nos reprochamos nada porque siempre lo dimos todo. Ya son cosas de Dios, de la suerte, que no se nos diera”, sostuvo.

Ahora, el combinado valenciano está bajo las órdenes del entrenador colombiano Wilson Gutiérrez, quien llegó, de momento, para dirigir al Granate por solo seis meses.

“Ya lo recibimos y me parece que trabaja bastante bien, que es bastante agradable”, dijo Tobar sobre su compatriota, que está asistiendo a su segunda experiencia internacional como entrenador luego de su paso por el Oriente Petrolero de Bolivia.

“No había tenido la oportunidad de trabajar con él, estoy conociéndolo como todo el grupo”, agregó el colombiano, cuya renovación con el Carabobo “va por buen camino”.

“Estamos en conversaciones con los directivos y esperamos que sea lo mejor para los dos. Acabo contrato el 31 de diciembre, por eso estamos trabajando en la renovación. Me quiero quedar”, señaló.

Y sobre la situación de Venezuela, un país golpeado por la crisis económica y el desabastecimiento de alimentos básicos y medicinas, Tobar dijo, entre risas, haberse adaptado.

“Me acomodo a todo, he ido a muchos sitios y siempre me logro acomodar”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.