Jesús Torrealba. (Foto archivo)
COMPARTE

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Torrealba ve con beneplácito que otros dirigentes políticos de la oposición planeen reestructurar la MUD y el Frente Unitario. Espera que de esa manera la Unidad deje se ser sólo una coalición electoral para consolidarse en una alianza de propósitos y estar a la altura de las demandas de la mayoría de los venezolanos.

Torrealba aseguró no tener tiempo para ningún otro debate que no sea contra el proyecto ideológico que ha “devastado al país”. “El régimen corrupto que nos ha destruido, no solo nuestra economía sino también nuestro tejido social y en la convivencia”, expuso en contacto telefónico a la periodista Dhameliz Díaz, en su programa Primera Voz de El Carabobeño Radio.

En 2016 el pueblo opositor hizo lo que se le pidió, pero la dirigencia no estuvo a la altura

El dirgente político asegura que nadie quiso hacer un balance de 2016. “Fui el único que lo hice, y eso no es casual”. Y el tema del balance del año pasado revela que el pueblo opositor hizo exactamente todo lo que se le pidió, pero la dirigencia opositora no estuvo a la altura.

Al pueblo opositor se le pidió que firmara, que verificara su firma, que marchara y peleara y así lo hizo, con unos niveles además de sacrificios y coraje personal, y con un civismo valiente impresionante. Pero, la dirigencia opositora, teniendo a además el más alto apoyo extranjero en su historia (el Vaticano, la OEA, la Comunidad Europea y hasta el G7), 80% del país exigiendo el cambio de Gobierno, no logró articular una estrategia de poder. Entonces, lo primero que hay que decir que en el año 2016 el pueblo opositor estuvo muy por encima de su dirigencia, y en consecuencia hay que reestructurar el frente opositor.

El secretario de la MUD aseguró que su propuesta a finales de octubre y noviembre, fue que no se debía cerrar el 2016 sin que se produjera una esta reestructuración; después se dijo que a más tardar el 4 de enero de 2017 se debería producir este anuncio. “Insistimos en que fuera por lo menos el 23 de enero, por ser una fecha emblemática debería de servir para hacer este anuncio, y ahora otros voceros por fin están hablando de esta necesaria reestructuración”.

La Unidad no debe registrar un cambio cosmético o de fachada, sino atender los elementos fundamentales, porque el pasado 20 de octubre el Gobierno secuestró el Referéndum Revocatorio y sesgó la vía electoral, y ahora reabrirla pasa por una lucha muy dura del pueblo venezolano, que tiene que ser articulada desde el ámbito de lo social y político, sentenció. “Tenemos que pasar a ser un instrumento mucho más útil desde el punto de vista político y social del pueblo venezolano”.

Hay que fortalecer a los partidos, analizó, y que éstos asuman la vocería política de la alianza. “Y eso ya no lo debe hacer ni Jesús Torrealba ni ningún otro secretario ejecutivo; por lo menos para acabar con la incongruencia aquella de que los partidos en la Mesa aprueban una cosa, y luego en la calle dirigentes muy importantes de esos mismos partidos digan que se enteraron por los medios de comunicación, que son cosas que en el pasado nos han contado votos y cargos de representación popular, en esta oportunidad, con esta crisis tan terrible que estamos viviendo puede costarnos mucho más, incluso vidas”.

Son propuestas que a su juicio van a permitir a los partidos ser los actores principales de la lucha para darle la cara al país.

Torrealba se opuso a que haya una suerte de cortina con tres letras inmensas (MUD) entre los partidos y el país, con “un señor medio calvo frenteando en las buenas y las malas”, en lugar de ser ellos los que planteen al país cuáles son las líneas que se deben seguir.

Otro paso importante, insistió el vocero opositor, debería ser la construcción de una sólida alianza entre el liderazgo político y social-civil, porque como bien dijo Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz y expresidente de Polonia, ellos lograron derrotar la dictadura comunista solo cuando esa lucha dejó de ser solamente de un partido o de un sindicato, para sumar al resto de la nación. “Tengo plena conciencia de que hay rostros en la Unidad que son inamovibles, los de los jefes de los partidos, y uno de los que sí puede moverse es de quien ocupa la secretaría ejecutiva”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.