El marcador fue de 1-3. Foto EFE.

El Tottenham se resarció de la inesperada derrota (1-0) que encajó en la última jornada ante el Amberes, en Liga Europa, con un cómodo triunfo (1-3) en su visita al campo del Ludogorets, en un choque en el que el delantero Harry Kane volvió a ser fundamental.

El internacional inglés festejó su partido 300 en todas las competiciones con el conjunto londinense con un gol y una asistencia, que encarrilaron el triunfo de los “spurs”.

Escarmentado por lo ocurrido hace una semana en Amberes, José Mourinho se dejó de probaturas al alinear un potente equipo encabezado por el propio Kane, el galés Gareth Bale y el brasileño Lucas Moura.

Un tridente que fue decisivo en los dos primeros tantos de los londinenses, ya que Lucas Moura cobró el córner que le permitió a Kane abrir el marcador, (0-1) a los 13 minutos. Luego, el brasileño se encargó de establecer el 0-2, al culminar una jugada creada entre Bale y Kane.

Renta con la que Mourinho pareció dar por concluida la contienda, como dejó claro al sustituir a Harry Kane por el brasileño Carlos Vinicius, en el medio tiempo.

El cambio pareció no sentar nada bien al Tottenham, que pareció complicarse el partido con el gol del rumano Claudiu Keseru, quien acortó distancias para los locales a los 50 minutos.

Agobios con los que se encargó de acabar el argentino Giovani Lo Celso, que estableció en el minuto 62 el definitivo 1-3, al culminar una jugada del surcoreano Heung-Min Son.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.