Foto: AFP
COMPARTE

El Real Madrid perdió en su visita al Tottenham (3-1), este miércoles en la cuarta jornada del grupo H de la Liga de Campeones, con lo que los ingleses sellaron su billete a los octavos de final y los españoles tendrán que seguir esperando.

El equipo blanco ganó los dos primeros partidos este año en la Champions, pero luego en los dos duelos ante los ‘Spurs’ solo ha sumado un punto (empate 1-1 en Madrid en la tercera jornada). Los londinenses, con 10 puntos, son líderes y se clasifican para los octavos de final, garantizándose una de las dos primeras posiciones del grupo.

El Real Madrid sigue segundo, con 7 puntos. El pase de los ‘merengues’ todavía no parece excesivamente amenazado, gracias a que el Borussia Dortmund (2 puntos) tropezó y no puso pasar del empate 1-1 en casa ante el modesto Apoel Nicosia (4º, también 2 puntos).

Los dos primeros tantos del Tottenham este miércoles en Wembley fueron conseguidos por Dele Alli (minutos 27 y 56) y el tercero lo consiguió el danés Christian Eriksen (65). Con ello el equipo de Mauricio Pochettino dinamitó a un rival sin muchas ideas, que dio una mala imagen.

Este resultado en la Champions arroja todavía más dudas sobre el Real Madrid, que el domingo perdió 2-1 ante el recién ascendido Girona en la Liga española, con lo que quedó descolgado en la clasificación, a 8 puntos del líder, el FC Barcelona.

El vigente doble campeón de Europa tendrá ahora que ganarse la clasificación en las dos últimas jornadas, en la quinta en Chipre ante el Apoel (21 de noviembre) o en la sexta y última en el Santiago Bernabeu ante el Borussia Dortmund (6 de diciembre).

El Tottenham, con este triunfo, consigue cambiar su mala dinámica, después de su derrota 3-2 de hace una semana ante el West Ham, que le dejó eliminado en octavos de la Copa de la Liga, y el revés 1-0 en Old Trafford ante el Mánchester United el último fin de semana.

Reacción tardía

Pese al trágico desenlace, el partido en Wembley empezó bien para el Real Madrid, con aproximaciones peligrosas con Isco Alarcón (3) y Sergio Ramos (6).

El Tottenham empezó a despertar en el 11, cuando Harry Kane, que había estado en duda, consiguió un disparo que probó al arquero Kiko Casilla.

El belga Toby Alderweireld, lesionado, fue cambiado en el 21 en los ‘Spurs’, que abrieron el marcador en el 23, cuando Alli metió el pie en el área pequeña para enviar a la red un pase desde el lateral de Kieran Trippier.

Alli puso ya distancias en el marcador en el 56, cuando recibió de Eric Dier fuera del área y desde casi la frontal, dejando por los suelos a Casemiro, envió un tiro que tocó en Ramos y entró en la portería de Casilla.

En el 63, el Real Madrid pudo haberse reenganchado al partido en una doble ocasión en la que un tiro de Ramos se encontró con Cristiano Ronaldo, que impidió sin querer el gol de su capitán.

De ese posible 2-1 que no llegó se pasó al 3-0, que mató el partido, en un contragolpe en el que Kane brindó una asistencia para que Eriksen (65) marcara.

El tanto del honor lo marcó en el 80 Cristiano Ronaldo, fusilando un centro de Marcelo que no había logrado rematar Luka Modric. Fue el 3-1 definitivo, ya que los últimos esfuerzos de una remontada agónica de los españoles no dieron fruto, mientras el público de Wembley celebraba que su Tottenham está ya entre los 16 mejores de Europa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.