ATOC recordó en un comunicado que ninguno de los "ataques" a los que hizo mención hoy el Departamento de Estado fueron sufridos por turistas. (Referencial)

La Asociación Estadounidense de Touroperadores de Cuba (ATOC, por su sigla en inglés), que representa a más de 50 compañías que operan en el país caribeño, recordó en un comunicado que ninguno de los “ataques” a los que hizo mención hoy el Departamento de Estado fueron sufridos por turistas.

“El público estadounidense debe entender que todos los individuos que sufrieron síntomas eran residentes del gobierno de EEUU y Canadá, así como personal diplomático. No ha habido un solo incidente que afecte a un turista o a un visitante civil de cualquier nacionalidad, mucho menos estadounidenses”, indicó la organización.

“Con la sola excepción de un hotel (el hotel Capri) donde residía personal estadounidense por largo tiempo, todos esos incidentes tuvieron lugar en residencias y lugares gubernamentales oficiales”, agregó la entidad.

EEUU dio hoy una respuesta drástica a los “ataques” que han sufrido al menos 21 de sus funcionarios en Cuba, al ordenar la retirada de la mayoría de su personal en la isla, pedir a los estadounidenses que no viajen allí y suspender la emisión de visados desde su embajada en La Habana.

Tras dos meses de informaciones sobre incidentes que causaron síntomas auditivos a diplomáticos estadounidenses en la isla, y pese a no tener claro quién es el responsable de los hechos, el Departamento de Estado tomó medidas que prometen minimizar los viajes de los estadounidenses a Cuba y de los cubanos a EEUU.

En una alerta de viaje, el Departamento de Estado aconsejó a los estadounidenses no viajar a Cuba y ordenó la retirada del personal no esencial de su embajada en La Habana debido a los “ataques específicos dirigidos contra diplomáticos” estadounidenses, que han provocado “daños significativos” a al menos 21 de ellos.

Esos funcionarios han experimentado síntomas como “problemas en el oído y pérdida de audición, mareos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultad para dormir”, indica la alerta.

ATOC consideró que la decisión del Departamento de Estado “es difícil de entender, ya que los hechos y circunstancias de estos misteriosos incidentes nunca han supuesto una amenaza tangible para los visitantes estadounidenses en Cuba”.

Asimismo, la organización considera que la medida “posiblemente esté motivada por razones políticas” y conlleva un mensaje de “miedo e incertidumbre” basándose en “pobres evidencias”.

Por último, indicó que “la administración de Trump ha abrazado una política aislacionista y de acciones punitivas contra Cuba”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.