Con los aportes voluntarios de familias y empresas bogotanas, estas mujeres han recibido desde finales de marzo, insumos para sus sustentos e hijos.(EFE)
El hambre llevó este lunes a más de medio centenar de mujeres de una zona de tolerancia del centro de Bogotá a salir a la calle para recibir mercados gestionados por el Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia (Sitrasexco) ante la dramática escasez de ingresos que enfrentan por la cuarentena del coronavirus.

“Vinimos a recibir los mercados y me parece una buena causa porque aparte de todo lo que estamos sufriendo, el Gobierno no nos ayuda”, dijo a Efe Mariana, una de las beneficiadas.

La pandemia ha alterado drásticamente la forma de vida de decenas de mujeres que se dedican a esta actividad que normalmente apenas les deja para el sustento diario, muchas de las cuales llegaron a la jornada de entrega con niños de corta edad e incluso un bebé en brazos.

“Estamos tratando de hacer ayudas humanitarias por todo Bogotá para calmar un poco el hambre que está tan fuerte por estos días de crisis”, dijo a Efe el representante a la Cámara Juan Carlos Wills, quien participa en la iniciativa con la que se han entregado más de 1.000 mercados en la ciudad.

A mujeres como Mariana, que ejerce como trabajadora sexual desde hace 12 años y tiene dos hijos, este aporte le permite llevar comida a casa y tener alimentos durante una o dos semanas.

“Nos dieron un mercado, kit de aseo, arroz, granos, pastas, mantequilla, aceite. Es algo que nos sirve muchísimo en estos momentos a todas. Esto nos alcanza para ocho o quince días, sabiéndolo manejar”, agregó la mujer.

Llamado al gobierno

A pesar de las ayudas que han recibido de particulares, estas mujeres siguen esperando que lleguen a sus barrios los subsidios y alimentos que el Gobierno nacional y la Alcaldía de Bogotá empezaron a entregar en las últimas semanas.

“Somos el pilar de nuestras familias. El Gobierno está predicando, pero no está aplicando. Hablan de aplicaciones de los subsidios y no ha llegado nada, hablan de mercados para ciertas localidades y no ha habido nada”, dijo a Efe Fidelia Suárez, presidenta y fundadora de Sitrasexco.

Con los aportes voluntarios de familias y empresas bogotanas, estas mujeres han recibido desde finales de marzo, cuando empezó el aislamiento obligatorio en el país, alimentos, ropa, productos de higiene y elementos para sus bebés.

“Hemos recibido apoyo de la empresa Savicol que nos ha donado 500 kilos de pollo para darle a las personas que tienen hambre. Aquí el Gobierno tiene que dejar de pensar en su bolsillo mientras que el resto del pueblo se está muriendo de hambre”, manifestó Suárez.

El primer caso de coronavirus en el país fue confirmado en Bogotá el pasado 6 de marzo y desde entonces la capital ha sido el principal foco de contagio con 1.597 de los 3.792 enfermos nacionales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.