Nuevamente trabajadores de las empresas carabobeñas protestaron este jueves 6 de mayo para exigir reenganche a sus labores. Esta vez se trata de empleados de Servicios Panamericanos de Protección quienes se agruparon en las adyacencias de la compañía.

La empresa habla de suspensión cuando en realidad los empleados fueron despedidos injustificadamente, explicaron los protestantes.

Jonathan Rodríguez, delegado de prevención, explicó la situación. “En marzo del año 2020 la empresa sacó a un grupo de aproximadamente 50 trabajadores y alegó que era por la situación pandemia. Los dejó en la calle sin ningún tipo de salario ni beneficios dispuestos en la contratación colectiva”.

Entre las personas que quedaron fuera de la empresa se encontrarían mujeres en estado de lactancia y trabajadores que dedicaron su vida a Servicios Panamericanos de Protección. Rodríguez relató que las madres han tenido que vender empanadas y café para poder comprar los alimentos a sus pequeños hijos.

“El 4 de marzo de este año funcionarios del Ministerio del Trabajo acudieron a la empresa con una orden de reenganche y el patrono alegó cambio de razón social para desconocer el mandato”.

A juicio del vocero la compañía está aplicando discriminación ya que a un grupo selecto de trabajadores activos sí les estarían dando bonos y beneficios.

Reconoció que hay una coyuntura mundial por la COVID-19 pero considera que la directiva de la empresa se aprovecha de la situación y ataca a la clase trabajadora.

Mirian Pinto es parte del personal suspendido de la empresa de transporte y custodia de valores. Tras trabajar 43 años en la compañía pidió respeto a la Ley del Trabajo y el pago de salarios caídos.

Precisó que los primeros trabajadores que salieron de compañía fueron los de la tercera edad y luego madres en periodo de lactancia. “No tomaron en cuenta que dediqué 43 años de mi vida a esta empresa, se dicen fácil pero no lo es”.

Pinto aseguró que el sindicato les dio la espalda y estuvo a favor del patrono. Lamentó que a su edad no consigue otro trabajo, solo cuenta con la ayuda de sus hijos. “Gracias a Dios los tengo a ellos porque de lo contrario estaría pidiendo en la calle”.

Esta es la segunda protesta de trabajadores que se desarrolla esta semana en Carabobo, la primera fue el pasado martes en la que parte de trabajadores de la empresa Alice Firestone manifestaron para exigir la reincorporación de un grupo de empleados bajo las condiciones que contempla la ley.

Para Jonathan Rodríguez estos trabajadores están despedidos ya que no cuentan con salarios, beneficios y tienen prohibición de ingreso a la planta. “El pronunciamiento del Ministerio del Trabajo es orden de reenganche por despido injustificado”.

En las sucursales de Servicios Panamericanos de Protección en el país serían de 200 a 300 trabajadores en la misma situación, quienes, en su mayoría, habrían renunciado para dedicarse a otras labores, afirmó el declarante.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.