COMPARTE

Su cara real y pulcra, la requerida casi siempre para entrevistas en los medios, le brinda anonimato. Bien puede parecer un profesor universitario, un periodista o un músico de los años 80 en Venezuela, aquellos con mucha cara de bueno que solo se enfundaban una chaqueta de cuero negra para estar en el grupo de los “come gato”.

Gilberto González necesita ineludiblemente, del ritual de la transfiguración para ser identificable porque difícilmente, un venezolano de estos tiempos no lo reconozca por su célebre imitación de la periodista Marta Colomina. La de González es sin lugar a dudas, la mejor, la más fidedigna. También la más polémica. Pero ese es solo uno de los memorables personajes que este humorista es capaz de imitar.

Pasa con rapidez de un personaje a otro. De Pedro León Zapata a Eladio Lares. De Graterolacho a Fernando del Rincón.

Son muchos los personajes que la mayoría no conoce de este oficiante de las risas pero no es lo único que muchos ignoran.

“Muchos creen que soy de otro lado, pero soy orgullosamente bejumero”, dice en primera confesión.

Ciertamente, Gilberto González nació en el pueblo de los Valles Altos de Carabobo y ahí, hizo teatro infantil y más grande ingresó como vocalista de Rapshodia, un grupo de música pop, creadores de un sabroso tecnomerengue cuyo estribillo decía “nuestro amor será, limpio como el cielo azul”, como él mismo recuerda.

Pero el humor estaba en el destino de Gilberto González, @gilbertoque en todas las redes sociales.

Después de participaciones en telenovelas en RCTV, se convirtió en “travesti para imitar a Marta Colomina”. Es muy recordada aquella presentación de González en la residencia oficial del Embajador de los EE UU en Caracas, Charles Shapiro, disfrazado de “La Otra Colomina”, donde el funcionario le estampó un controvertido beso que hasta generó un impasse diplomático entre el gobierno venezolano y el norteamericano.

Estuvo durante muchos años en la catedral del humor venezolano, “Radio Rochela” como libretista y actor, imitando al periodista Miguel Ángel Rodríguez en “La Entrevista Rochelera” y en la que no solo hizo reír e impresionó como su innegable talento, sino donde además se ganó la confianza de altos ejecutivos.

Poco antes del cierre de RCTV, Gilberto González había recibido la aprobación de José Simón Escalona, jefe de dramáticos del canal, y de Eladio Lares para escribir una novela.  “Siempre sentí la inquietud de escribir una novela que mezclara amor y humor y ellos confiaron en mí. Estaba escribiendo una de las escenas cuando salió el difunto presidente Chávez y dijo “vayan apagando los equipos” y dije ¡como por ahora no será! Vino el cierre pero yo tengo la novela lista, esperando a que alguien la produzca”.

Pero ¿una novela? Es que Gilberto González es periodista, con una maestría en Guión para Cine y TV en la Universidad Autónoma de Barcelona, en donde recibió clases de referentes como Fernando Gaitán, creador de Betty la fea.

Durante siete años trabajó con su gran amigo, Laureano Márquez, en los “Jueves de Humor”, junto a Alba Cecilia Mujica y Sergio Novelli en KYS Fm y en algún momento, decidió hacer catarsis, profesional y personal, al escribir los libros “Confesiones de un Travestí”  y “Ni papa de ser papá”.

El primero surgió para exorcizar un episodio en la casa del embajador y el segundo, de su paternidad ejercida con sus dos pequeños hijos.

Este carabobeño ha tenido la fortuna de estar ahí, codo a codo, con grandes maestros como Pedro León Zapata, Oscar Yánez y hoy cuenta con un show de humor universal, al lado del gran Cayito Aponte.

En el perfomance imita a personajes de la vida pública nacional como Henry Ramos Allup; Luis Vicente León y a distintos presidentes y ex presidentes de Latinoamérica como Lula; Uribe; Rafael Correa; Michelle Bachelet y Evo Morales, entre otros.

¿De lo mejor? La Ouija presidencial con las imitaciones de todos los presidentes que ya “pelaron gajo” aunque él aclara que sigue vivito y riendo y, por los momentos, no piensa morirse.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.