(Foto Archivo El Carabobeño)

Transportistas de Carabobo quieren que se revise el protocolo de carga para asegurar los controles, pues temen que les pase lo mismo que al presidente de la Cámara de Transporte del Centro, Jonathan Durvelle, quien fue detenido el pasado jueves, por un supuesto desvío de mercancía.

Como se ha informado a la opinión pública, el empresario fue privado de libertad en Caracas, tras haber acudido a una reunión con el ministro de Alimentación Luis Medina Ramírez. Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional lo detuvieron junto a su padre, Stephen Dulvelle, quien solo lo acompañaba, incluso no entró a la reunión.

El pasado domingo también fue detenido por el mismo caso, Farid Abijamab, afiliado a Catracentro.

Tanto el vicepresidente de Catracentro, José Castro, como el expresidente de la Cámara de Comercio de Puerto Cabello, Antonio Landaeta, coincidieron en señalar que es imposible que la mercancía sea desviada a ningún sitio, por cuanto los contenedores son montados en las gandolas, previamente precintados. La carga sale de Puerto Cabello hacia su destino, escoltada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.

Landaeta precisó que en este caso, con los GPS del vehículo se puede verificar que no hubo ningún desvío entre el punto de partido y el de destino.

Castro indicó que este lunes se produjo una reunión entre los transportistas en Puerto Cabello, y éstos solicitaron garantías de su trabajo, porque no quieren terminar presos injustamente. Se acordó sostener reuniones con representantes de Bolipuertos y del Gobierno Nacional, para buscarle solución a este problema.

El vicepresidente de Catracentro expresó que todavía no se conoce el contenido de la carga presuntamente involucrada en el caso, no saben si era leche o cajas CLAP. La empresa que se encargó del traslado no podía saberlo, porque la mercancía estaba precintada como todas.

Miembros de Catracentro temen por la salud de los detenidos, pues en el caso de Stephen Durvelle, es un hombre de 70 años hipertenso. Afortunadamente en El Helicoide le dejaron pasar los medicamentos que necesita. Sin embargo los hombres siguen con la misma ropa del día de la detención.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.