(Foto referencial)
COMPARTE

Astrid Rodríguez / @AstridCRdriguez

Este 1 de marzo inició con aumento de pasaje a 150 bolívares. Costo que no se cumple, autobuses hacen trasbordos sin realizar las rutas completas para montar nuevos pasajeros y volver a cobrar el pasaje, así lo denunciaron varios transeúntes en las paradas del transporte público.

Este aumento se decretó en reunión con la presidente del Instituto de Tránsito de la Alcaldía de Valencia, Isandra Villegas, el Instituto Nacional de Tránsito, consejos comunales y otros sectores. Debido a los altos costos de los repuestos que tienen al menos mil unidades de transporte público paralizadas en la región.

Los transportistas solicitaron un incremento de 300 bolívares, sin embargo por las necesidades de los pasajeros se acordó establecer un precio menos elevado, siendo este de 150 bolívares. El nuevo precio del pasaje es de lunes a domingo, tanto para horarios nocturnos como feriados.

En la avenida Lara con Ferias, Ligia Benavides esperaba un autobús con ruta a la avenida Bolívar Norte. Vive en una comunidad de Plaza de Toros, allí pasan autobuses directo a la Bolívar pero desde diciembre no cumplen su ruta. Hacen transbordo en la Lara con Ferias.

Benavides pasó de abordar un autobús diario para llegar a su trabajo, a tener que utilizar dos por el abuso de los transportistas. Este lunes con el aumento del pasaje gastó 300 bolívares en vez de pagar 150 bolívares como le correspondía.

Está de acuerdo con el aumento de pasaje, entiende las necesidades de los dueños de las unidades colectivas con respecto a los daños del vehículo. Sin embargo está en contra del abuso que los conductores realizan diariamente contra los pasajeros, siendo los trasbordos un medio ilegal, ya que las rutas estipuladas no se cumplen.

“Si no van a cumplir las rutas de transporte entonces no deberían exigir aumento de pasajes” detalló Ligia Benavides.

Benavides no es la única que sufre los atropellos de los transportistas. Marcos González es otro pasajero que ha sufrido los trasbordos en múltiples ocasiones. Comentó que los lugares donde más se realizan los cambios de pasajeros son en la Lara con Branger, avenida Bolívar y Redoma de Guaparo.

González trabaja en Naguanagua y vive en Santa Rosa. Cuando tiene suerte se lograr montar en dos autobuses, en otras ocasiones le toca utilizar tres.

En la Lara los transportistas bajan a los pasajeros que vienen desde Santa Rosa, les toca subir a otra unidad colectiva, en el caso de González elige una que debería llegar a Naguanagua pero en la Redoma de Guaparo vuelven a bajar a los pasajeros.

Los autobuses dan una vuelta a la manzana y suben a nuevas personas para terminar la ruta, los que venían en ella deben pagar nuevamente pasaje y montarse en otra unidad, explicó Marcos González.

Con el aumento de pasajes González pagará 450 bolívares para llegar a su trabajo y 450 bolívares de regreso a su hogar. El gasto diario en transporte será de 900 bolívares. Si esta cantidad se multiplica por los cinco días laborables Marcos Gonzalez gastará cuatro mil 500 bolívares semanal.

SALARIO SEMANAL

El sueldo mínimo es de 40 mil 638 bolívares, si lo dividimos por semana el  salario es de 10 mil 159 bolívares. Es decir, González gastará casi la mitad de su sueldo semanal en pasajes.

En diciembre de 2016 el pasaje aumentó de forma arbitraria a 100 bolívares. El presidente del Sindicato Único de Transporte del estado Carabobo, Adolfo Alfonso declaró que a pesar de no estar en gaceta oficial sería la nueva tarifa que los pasajeros debían cumplir.

Desde entonces, ese ha sido el precio cobrado por los transportistas. El aumento del pasaje  basado en las gacetas sería de 80 bolívares. El ultimo precio decretado fue de 70 bolívares y desde este primero de marzo en 150 bolívares.

OTROS ABUSOS

María Rodríguez comentó que a parte de los trasbordos, las personas de la tercera edad no son respetados. En la mayoría de los casos los conductores ignoran a los mayores que esperan en la parada.

Rodríguez debe esperar que las personas alrededor llamen al autobús para poder abordar la unidad colectiva. Cuando muestra su carnet que la exonera del pago sufre del maltrato verbal de los conductores. “Es mi derecho estar exonerada, así como es su derecho exigir aumentos, quiero que nos respeten” detalló María Rodríguez.

La misma situación se repite con los estudiantes, Carolina González de la Universidad de Carabobo también sufre de maltratos verbales por los transportistas quienes quieren que pague pasaje completo.

La joven expresó que en ocasiones los colectores advierten a los estudiantes diciéndoles que deben pagar pasaje completo, si  suben en el autobús es sinónimo que aceptan la condición impuesta.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.