(Foto EFE)

La diputada argentina del Parlamento del Mercosur (Parlasur) Milagro Sala, en prisión preventiva desde 2016 por presunta corrupción, fue trasladada hoy “a la fuerza” desde la vivienda donde cumplía arresto domiciliario a la prisión en la que se encontraba, informó la organización que lidera, Tupac Amaru.

“Acaban de trasladar a Milagro Sala al penal. Lo hicieron sin ninguna notificación y a la fuerza”, publicó la organización en la red social Twitter.

La dirigente volvió al penal Alto Comedero, en la provincia de Jujuy (norte), donde cumplió condena hasta el 31 de agosto, cuando fue enviada a un domicilio por decisión de la Justicia de Jujuy, después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitara al Estado argentino “medidas alternativas” a su detención, como arresto domiciliario o la fiscalización electrónica.

La abogada de Sala, Paula Álvarez, dijo en diálogo con Efe que el traslado se produjo de forma “intempestiva y violenta” en lo que consideró un “procedimiento ilegal y arbitrario”.

Según destacó, la decisión fue tomada por el juez Pullen Llermanos, de quien denunció que no tiene “autoridad” para ordenar su desplazamiento ya que el expediente del arresto domiciliario se encontraba en casación.

El pasado lunes, su defensa apeló el fallo que el 29 de septiembre revocó su arresto domiciliario y trasladó a la diputada kirchernista a la prisión donde se encontraba hasta el momento en el que se le cambió el lugar de cumplimiento.

Fuentes de su defensa informaron de que “debería respetarse la prisión domiciliaria” para la activista argentina fundadora de la organización Tupac Amaru, que hace unos días aseguró en una entrevista que sufre una persecución “política, de género y de raza” y que está “peor que en Guantánamo”, base naval estadounidense en Cuba puesta en tela de juicio por sus métodos de reclusión.

En diciembre de 2015 había sido elegida parlamentaria del Mercosur dentro de las listas del kirchnerismo, pero no pudo asumir su escaño por estar detenida.

Hace unos días, un fiscal pidió que Sala fuese enjuiciada también por tentativa de homicidio, para determinar si contrató a una persona para matar a Alberto “Beto” Cardozo, político enfrentado a ella en Jujuy.

La diputada del Parlasur por el kirchnerista Frente para la Victoria fue detenida en enero de 2016 por instigación, tumulto y sedición durante una protesta organizada por la asociación que lidera.

Trece días después, un juez provincial ordenó su excarcelación, pero, en contra de esa decisión, permaneció detenida preventivamente por una causa abierta el día anterior en la que se le imputaron delitos de defraudación a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.