El 25 de septiembre familiares de los mapuches protestaron en Santiago y una mujer fue arrestada.(Foto EFE)

Tres de los cuatro indígenas mapuches apresados hace año y medio acusados de incendiar una iglesia depusieron este sábado una huelga de hambre que se extendía por 116 días para exigir ser juzgados bajo la legislación ordinaria y no como terroristas, confirmó su vocero.

El lonko o jefe mapuche Alfredo Trancal, así como Benito y Pablo Trangol terminaron su ayuno, mientras que el tercer hermano, Ariel Trangol, mantuvo la huelga de hambre, aunque consume líquidos, a la espera de que se concreten los compromisos adquiridos por el gobierno, indicó Cristián Trancal, vocero de los ayunantes.

La medida fue adoptada luego de que el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet se comprometiera a pedir a la justicia “recalificar” la aplicación de la severa ley antiterrorista sobre los huelguistas, ante el deterioro de su estado de salud.

El viernes después de una petición oficial del Ejecutivo, la justicia rechazó reemplazar la prisión preventiva por otra medida cautelar, en virtud de que “habrían pruebas suficientes de participación” de los imputados en los delitos de los que se les acusa.

En medio de la agudización de las tensiones en la región de La Araucanía, donde se asientan la mayoría de las comunidades mapuches, los cuatro indígenas iniciaron hace 116 días su huelga de hambre, reclamando el arranque del juicio en su contra después de casi un año y medio en prisión preventiva.

Los cuatro fueron detenidos el 10 de junio de 2016 acusados por el ataque incendiario a una iglesia evangélica en Padre de Las Casas, aplicándose sobre ellos la ley antiterrorista, que triplica las penas respecto a la legislación ordinaria y cuya aplicación sobre mapuches ha sido fuertemente criticada por organizaciones como la ONU y Amnistía Internacional.

Por estos delitos, la Fiscalía pidió para ellos una pena de 20 años, imputados por “amenaza con arma de fuego, maltrato a feligreses y la quema del templo” evangélico.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.