Familiares aguardan en las adyacencias del Core Dos. (Foto: Astrid Rodríguez)
COMPARTE

La confusión es reinante entre los familiares de los detenidos en el Coredos desde la activación del Plan Zamora en Carabobo. La desinformación los mantiene angustiados, el sistema es hermético, poco conocen del juicio de sus hijos, padres o esposos, quienes serán presentados ante un tribunal militar en vez de un tribunal civil, como corresponde.

Esmeralda Peña lloraba desesperadamente frente a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que custodian las puertas de Comando Regional No. 2. (Coredos). Pedía información de su hijo Jonathan Alexander Lucero, de 22 años, detenido desde el jueves a las 2:00 p.m cerca del su lugar de trabajo, como mecánico en La Florida.

En una lista en la instalación militar observó el nombre de su hijo. No ha podido verlo, no sabe si esta bien, ni cuando será la presentación en el tribunal militar. Amablemente una joven voluntaria del Foro Penal se acercó a la señora, quien no dejaba de repetir que no tenía recursos para pagar un abogado.

La abogada consiguió información. Jonathan Lucero sería presentando hoy junto con 39 personas más. El Foro Penal llevará gratuitamente, como en todos los casos, el juicio del muchacho.

Esto no consuela a Esmeralda Peña. Desde ahora su hijo tendrá antecedentes penales en lo que alega que fue una injusticia. “Su único error fue ir a su trabajo cuando la situación en el país está tensa”.

El vicepresidente de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional (AN), Luis Stefanelli, acompañado de los diputados Ángel Álvarez Gil, Juan Miguel Matheus, Marcos Bozo y la concejal de Valencia, Judith Sukerman, intentaron entregar un documento en el que denunciaban la presentación de personas naturales ante tribunales militares.

Diputados de la AN y representantes del Foro Penal acompañaron a los familiares de los detenidos. (Foto: Astrid Rodríguez)

La GNB ha incurrido en responsabilidades administrativas, civiles y penales, independientemente de estén cumpliendo órdenes superiores, destacó Stefanelli mientras leía el documento en voz alta a los efectivos que no recibieron el documento. “Los delitos contra los derechos humanos son imprescriptible, exhortamos al mayor general Antonio Benavides Torres, comandante de la GNB, a desconocer la arbitrariedad en la aplicación del denominado Plan Zamora por el enjuiciamiento de civiles en manos militares”

Audiencias en tribunales inconstitucionales

Las audiencias de los detenidos se han realizado en tribunales militares, inconstitucionales e incompetentes, violando el principio del juez natural, el derecho al debido proceso, las garantías procesales y sobre todo la dignidad de las familias, denunció el diputado Juan Miguel Matheus.

Para el diputado, la aplicación del Plan Zamora busca intimidar y generar terror en la ciudadanía. No defiende los delitos de los apresados, luchan por sus derechos a ser presentados ante un juez natural como lo establece la Constitución.

Según datos del coordinador regional del Foro Penal, Luis Armando Betancourt, ayer fueron privadas de libertad 19 personas. Más tarde, un abogado externo le comunicó que otras seis personas también fueron juzgadas de la misma forma: medida judicial preventiva de libertad.

Desespero e indignación

A la 1:00 p.m. familiares aún aguardaban por la información de la presentación de los detenidos. Preguntaban a dónde serían trasladados sin conseguir respuesta. Cuando estuvieron distraídos salió del Coredos un autobús repleto de privados de libertad, presuntamente hacia el penal de Tocuyito.

La furia se apoderó de los familiares, con gritos y lágrimas repudiaron la acción de los efectivos. Miles de veces preguntaron pero fueron ignoraron, no dejaron que se despidieran ni de lejos. “Podrían ser tus hijos” se escuchaba.

Todos estaban igual, los gritos se hicieron constantes, la desesperación floreció como nunca antes en las adyacencias de la instalación militar. Carla Dos Santos aprovechó la visita de los diputados de la AN para exponer su caso.

Tenía 25 horas seguidas esperando en el Coredos, durmió incómodamente en el lugar exponiéndose a la inseguridad y teniendo como almohada una piedra. No le importó, su hijo es más importante para ella.

Se comunicó con él mediante cartas, con lágrimas en los ojos leyó el último escrito que recibió de Edson Emmanuel Dos Santos (su hijo) de 24 años: “No hice nada pero ahora estaré preso, tengo miedo, como quisiera abrazarte a ti madre, a mi esposa y a mi hija, no gastes dinero, cuídalas a ellas”

Era de la selección de fútbol en Guárico y Carabobo, iba a buscar algo en casa de su jefe por la vía de Polar de la Guacamaya.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.